TUS EMOCIONES SON TÚ ELECCIÓN | Patricia Anaya

A veces te acostumbras tanto a vivir con miedo, con tristeza, con ansiedad o con alguna emoción desagradable; que empiezas a creer que estos sentimientos que son naturales en ti; y, entonces, los momentos de paz, de felicidad, de éxito te resultan incómodos.

Si te detectas en esta circunstancia, haz una pausa y valora qué es lo que realmente prefieres sentir.

Toma las acciones que sean necesarias para que logres llegar a la nueva emoción que has elegido sentir y permítete sentirla.

Por ejemplo: Detectas que estás triste y que no quieres sentirte así. Primero aceptas tu tristeza. Luego, buscas pensamientos que te lleven a sentirte alegre, tal vez algún recuerdo de tu infancia, probablemente la memoria de un evento exitoso en tu trabajo, la lectura de un libro de tu agrado o encontrando en la cartelera cinematográfica alguna comedia cuya trama te pudiese provocar risa.

Una vez que tu vibración de tristeza empieza a difuminarse y surge tu vibración de alegría, eliges permanecer ahí tanto cuanto más desees.

Y, si así lo estimas útil, ya estando en el estado vibratorio de alegría puedes hacer un recuento de lo que pudo haber provocado la tristeza que sentías, con el fin de trabajarla, darle salida o encontrarle solución, —si las tiene—, y con ello prever que no reaparezca esa emoción más adelante.

Las emociones son una elección, y esta elección es solamente tuya.

¬Patricia Anaya

Photo by Lucreative /Unsplash

***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s