LA CLAVE DEL DESAMOR ESTÁ EN LA INFANCIA | Eduardo Punset

Es muy sorprendente que pocos o ningún sistema educativo intente destilar en las mentes de los futuros enamorados —todos los alumnos van a pasar, tarde o temprano, por ese trance— un mínimo conocimiento sobre las características de las hormonas vinculadas al amor.

¿Quiero decir con esto que bastaría con ser consciente de las bases genéticas y hormonales del desamor para evitar sus estragos?

Las emociones fluyen más deprisa que los pensamientos, y estamos muy lejos de poder controlar los dos canales de comunicación entre la amígdala y el hipotálamo cuando confluyen, no siempre en la misma dirección, pero es evidente que haber reflexionado en otros momentos sobre la semejanza entre la ansiedad de la separación en los niños y el desamor en los adultos podría aliviar el trauma del desengaño amoroso.

Ese fue el gran descubrimiento del científico inglés John Bowlby (1907-1990), que detalló la estructura y la forma de la seguridad generada por el apego infantil.

El rechazo de la pareja o el desamor evocan los primitivos y poderosos sentimientos infantiles azuzados por el alejamiento de los seres queridos. Bowlby comprobó que los humanos están dotados con circuitos neurales de apego seleccionados por las presiones evolutivas. Nacemos provistos de mecanismos programados para formar fuertes vínculos afectivos. Cuando estos vínculos se rompen, suena la señal de alarma del miedo atávico a la muerte por abandono. Esa emoción despierta cada vez que una espada nos separa definitivamente de un ser amado, y no hay vuelta atrás.

Lo que sugiere la ciencia moderna no es, simplemente, que el desamor desentierra los miedos que de niño empapaban la ansiedad de la separación de la madre y, ahora más a menudo que antes, también del padre, sino que, paradójicamente, cuando somos adultos no disponemos de más herramientas para hacer frente al desamor que las que teníamos de niños para combatir la ansiedad de la separación. Porque los mecanismos y las hormonas que fluyen por ellos son los mismos.

Las doce personas de cada cien que contraen una depresión entre moderada y grave al separarse recurren a los mismos mecanismos y flujos. De cada cien mujeres asesinadas, casi la mitad muere a manos de su marido, ex marido, novio y ex novio en cuyos cerebros se activaron idénticos mecanismos y hormonas. Se trata de las mismas descargas y circuitos cerebrales responsables de que nada menos que un 35 % de los niños se sientan inseguros.

Los grandes ausentes de esta lúgubre película no son tanto los niños como los bebés, que deben soportar los efectos del desamparo entre el primer y el segundo año de vida. Cuando las últimas investigaciones científicas revelan, como se apuntaba antes, que los adultos sumidos en el desamor cuentan con las mismas defensas que los bebés víctimas del desamparo, es decir, ninguna, no vale cuestionarlo con el argumento de que los adultos, por lo menos, pueden recurrir a la interacción con los demás, lo cual no está al alcance de los bebés. Pero, en realidad, los adultos enamorados tampoco cuentan con esas interrelaciones, ya que, como es bien sabido, la inhibición y la desconexión emocional desencadenadas por la pasión les impide ver otra cosa que no sea su bien amado, ni siquiera a ellos mismos en otra condición anímica.

A los lectores que todavía estén convencidos de que el instinto maternal es una de las construcciones cerebrales más nobles y elaboradas de los humanos, no debería conmover sus convicciones descubrir que la especie más monógama de los mamíferos -el ratón o topillo de las praderas-, cuando se le inhibe la producción de oxitocina por medios farmacológicos, se aparea con el primero que encuentra. Sin oxitocina no hay vínculos afectivos firmes ni comportamientos maternales. La leche no fluiría en los pechos ni se producirían las contracciones necesarias en el parto o en el orgasmo. Cuando se administran neutralizantes de esa hormona a ovejas y ratas —espero que ninguno de mis amigos científicos haya efectuado la misma prueba en humanos— no se ocupan para nada de las crías. Es más, si se inyecta la hormona en la médula de ovejas vírgenes se comportan de forma maternal con crías desconocidas.

Tras esta cura de humildad resultará más fácil admitir cosas como las siguientes:

Cuando se priva de esas relaciones afectivas, dimanantes de vínculos maternos, a los niños antes de que cumplan los tres años —cuando empiezan a desarrollar una parte del cerebro a la que me referiré a continuación—, se genera un agujero negro que impide recuperar las habilidades sociales para el resto de la vida.

Tampoco sorprenderá que, al reflexionar sobre el desamparo provocado por amores truncados, me olvide de los adultos hasta llegar al final de este capítulo y profundice antes en las reacciones de los niños abandonados a su suerte, aunque sólo sea durante un rato por la noche. Las causas y las consecuencias de esos tristes procesos son idénticas y, además, da la casualidad de que sobre el comportamiento adulto no sabemos casi nada, y sobre los niños, casi todo.

Si se quiere profundizar en la miseria moral, en el sufrimiento inaudito, en el desconcierto individual y colectivo del desamor o los amores no correspondidos; si no tenemos más remedio que constatar —en espera de tiempos más cuerdos— las carencias insondables de la sociedad frente a los desvaríos mentales de los adultos; si queremos aprovechar los primeros consensos de los estudiosos de la infancia, de aquellos psicólogos, logopedas, psicoterapeutas y neurólogos —verdaderos héroes anónimos del cerebro donde se cobija el alma—; si las causas y efectos de la ansiedad de la separación en las edades más tiernas son las mismas que las del desamor en la pubertad y la mayoría de edad, ¿por qué no centrarse, entonces, en las primeras para iluminar las segundas?

¬Eduardo Punset

Libro: El Viaje al Amor

Photo by Annie Spratt

***

.

SIGUE TUS SUEÑOS | Christian Friedrich Hebbel

#Seguir #Sueños #Atreverse #ChristianFriedrichHebbel #Hebbel

#SaludEmocional #Salud #Emocional #Emociones #Claves para #SerYSentirteMejor #Frase #19107

***

SUSCRÍBETE a mi página sobre la VIDA, el MORIR, el DUELO por la MUERTE propia o de un ser amado y MUCHO MÁS…  www.patriciaanaya.com

.

CAMBIOS | Lauren Olivier

#Cambios #LaurenOlivier

#SaludEmocional #Salud #Emocional #Emociones #Claves para #SerYSentirteMejor #Frase #19104

***

SUSCRÍBETE a mi página sobre la VIDA, el MORIR, el DUELO por la MUERTE propia o de un ser amado y MUCHO MÁS…  www.patriciaanaya.com

.

CUANDO VAYAN MAL LAS COSAS | Rudyard Kipling

Blog Cuando vayan mal las cosas - Jeremy Bishop

Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir,

cuando ofrezca tu camino sólo cuestas que subir,

cuando tengas mucho haber pero mucho que pagar,

y precises sonreír aun teniendo que llorar,

cuando ya el dolor te agobie y no puedas ya sufrir,

descansar acaso debes, pero nunca desistir.

<>

Tras las sombras de la duda, ya plateadas ya sombrías,

puede bien surgir el triunfo, no el fracaso que temías,

y no es dable a tu ignorancia figurarse cuan cercano,

puede estar el bien que anhelas y que juzgas tan lejano,

lucha, pues por más que en la brega tengas que sufrir.

¡Cuando todo esté peor, más debemos insistir!

<>

Si en la lid el destino te derriba, si todo en tu camino es cuesta arriba,

si tu sonrisa es ansia satisfecha, si hay faena excesiva y vil cosecha,

si a tu caudal se contraponen diques,

¡Date una tregua, pero no claudiques!

Rudyard Kipling

<<<>>>

* Imagen:  Jeremy Bishop  / Unsplash

.

SUSCRÍBETE a mi página sobre la VIDA, la MUERTE, el DUELO por la MUERTE propia o de un ser amado y MUCHO MÁS…  www.patriciaanaya.com

LA PSIQUE SABE COMO CURAR, PERO DUELE | Joseph Campbell

Blog 0111 La Psique Sabe Curar Pero Duele

 

La pérdida de un amor y el dolor de una relación rota es una sobre carga de proyección. Es todo lo que es. En la juventud de nuestra vida entera es este sueño maravilloso se “Esto Es”: esta relación es la consumación de mi fantasía y no puedo imaginarme la vida de otro modo.

Ningún argumento puede embotar este sentimiento de proyección total, de todo en el otro. Supongo que todos podemos recordar un episodio de una relación adolescente que parecía serlo todo-en-todo y después se destruyó por algún motivo.

Cuando una relación se corta, a una persona le lleva un tiempo calmarse y volver a enfocar. Es después de la ruptura, cuando no hay nada nuevo todavía, y la vida ha sido despojada de todo su potencial, que tiene lugar esta reacción dolorosa. Para algunos es un periodo peligroso.

La psique sabe cómo curar, pero duele.

A veces la cura duele más que la herida inicial, pero si uno puede sobrevivir, será más fuerte, porque ha encontrado una base de sustentación más amplia. Cada compromiso es un estrechamiento, y cuando ese compromiso falla, es preciso volver a una base más amplia y tener la fuerza de sostenerse en ella.

Puede parecer un desastre, pero debes hacerle frente como si fuera una oportunidad, un desafío. Si pones amor en ese momento, y no desaliento, encontrarás que ahí está la fuerza.

Joseph Campbell

<<<>>>

¿EN CRISIS? | Patricia Anaya

Blog - Crisis

Una crisis es un evento o serie de eventos que se producen cuando es indispensable realizar algún cambio significativo en la vida.

A su vez, todos los cambios significativos en la vida, producen crisis, de mayor o menor intensidad y duración

Experimentar una crisis no siempre es fácil, porque en su proceso produce caos y revolución.

Tampoco es sencillo, porque su proceso implica tomar decisiones…

decisiones que en otro momento y circunstancias es probable que no hubieses necesitado valorar…

decisiones que a su vez te obligan a renunciar a una alternativa al estar aceptando la otra alternativa posible.

Y esto, muchas veces (no siempre) genera tensión interna, y también miedo, mucho miedo… emociones cuya generación depende solamente de ti, de tus creencias, de tu actitud.

Pero ni los cambios ni las crisis, tienen que tener una connotación negativa; porque por su misma esencia significan oportunidades para Evolucionar.

Se vale caerse… claro!

De hecho, es muy frecuente; e incluso, útil.

La caída duele, pero enseña.

Te enseña cuánta fortaleza posees.

Te enseña tu nivel de resiliencia.

Te enseña a enderezar el cuerpo, ponerte otra vez de pie, sacudirte el polvo, acomodar la frente en alto, mirar hacia adelante, y seguir…

…y así, una y otra vez, las veces que sean necesarias.

Lo que no se vale es permanecer en el piso, aterrada, paralizada, petrificada. Puedes darte este permiso por unos minutos, mientras tomas aire… ¡pero no más de siete minutos!

Al vivir una crisis…

¿Tiene que existir dolor?

Tomando como referente mi vida, diría que sí… que todo cambio implica cierta dosis de dolor.

Dolor porque hay un rompimiento parcial o total, intenso o menos intenso, con alguien/algo que ya era conocido, a lo que le tenías afecto, y que además había desempeñado un papel importante por haberte sido útil en tu transitar por una determinada etapa.

Y se produce un duelo, indispensable para aprender a soltar lo anterior, a dejar ir lo que fue, para dar lugar a nuevas personas, situaciones, vivencias, objetos… en suma, para poder continuar tu Proyecto de Vida.

¿Tiene que existir sufrimiento?

No! El sufrimiento es una elección exclusivamente individual y consciente.

Cuando aceptas el vaivén de la vida, con sus momentos de adversidad y sus instantes de esplendor; cuando aceptas que la única manera de tener un aprendizaje significativo es superando las crisis inherentes a la vida, con la mejor actitud que eres capaz, entonces, y solo entonces el dolor te enriquece, te transforma; y el mundo para ti se despliega de una forma muy distinta:

Te ves diferente, ves diferente a los demás, ves diferente… todo.

Todo lo que ocurre en tu interior tiene otro matiz, más claro, más nítido, más brillante, que el que hubieses percibido antes, en una experiencia similar.

Como consecuencia de esta transformación interna, también lo que percibes en tu exterior cambia; aunque en sí éste no tenga modificación alguna.

Las crisis son…

Sí, así de simple, las crisis son.

Solamente tú y siempre, puedes elegir el valor que le das a tus crisis y como vivirlas: con sufrimiento o sin él; con una actitud paralizante, o como un desafío mediante el cual logras una transformación que te impacte positivamente, le añada valor a tú vida y te ayude a convertirte cada vez más en la mejor versión de ti misma.

En cada crisis confía en tu Poder Interno para salir adelante triunfante, confía en que la Vida siempre te presentará eventos que puedes aprovechar al máximo como oportunidades para Evolucionar… Confía! Cuando confías, empiezan a pasarte cosas increíbles, aún en la vorágine que vives al estar en crisis.

Si te gustó esta nota compártela para que más personas puedan #SerYSentirseMejor Gracias!

Patricia Anaya

HACER UNA LISTA: PASO # 1 PARA RESOLVER UN CONFLICTO | Patricia Anaya

SolucionDeConflicto

Cuando tienes un conflicto, antes de que la angustia o la tristeza te “devoren”, haz una lista de todas las alternativas de solución que se te ocurran; no importa que tan “irreales” o “imposibles” de realizar te parezcan en ese momento. Escribe todo, sin orden, sin estilo.

Al realizar tu lista estarás enfocando tu atención en algo productivo, y esa acción ya, por sí misma, te dará serenidad.

Cuando termines tu lista revisa cada idea y analiza con todo detalle qué beneficios e implicaciones podría tener cada una de las alternativas que te planteaste si las pusieses en marcha.

Luego ordénalas del 1 al “x” poniendo el #1 a aquella que en ese momento piensas y sientes que es:

  • Más realista de acuerdo a tus recursos
  • Más simple
  • Más aplicable a corto plazo
  • Más conveniente en su ejecución y resultados

Así, con mente y corazón, estarás haciendo una elección objetiva, pero al mismo tiempo, más sentida, de la que en ese momento consideras que puede ser la alternativa que pondrás en acción.

Ya que ejecutaste la opción con prioridad #1 realizas una valoración de su eficacia

¿Resolví el conflicto?

¿Qué falta?

¿Qué puedo modificar de mi alternativa?

Y, dependiendo de esto, aplicarás la alternativa #2, o la #3 o bien, verás que el proceso de resolución de tu conflicto ha iniciado.

Al inicio no resulta fácil hacer listas; te sientes abrumada/o y muchas veces no te sale de la mente ni la primera palabra por escribir o redactas en forma minuciosa y exhaustiva cada idea. Poco a poco tendrás más práctica en hacer listas sencillas pero completas.

Lo más importante es tomar acción, y no permitir que la angustia, el desánimo, la ira, la frustración, etc., te dominen; porque te enredarás más aún en el embrollo que ya de por sí tienes.

Recuerda: Tú tienes que dominar las emociones tóxicas que surgen al tener un conflicto para poder salir delante de él.

Haz la prueba de hacer esta lista que te sugiero con algún pequeño o gran conflicto que tengas enfrente hoy, y comenta tus resultados para beneficiarnos todos.

Patricia Anaya

Para encontrar más Claves De Acción, simples y prácticas, así como Mensajes Inspiradores para SER Y SENTIRTE MEJOR súmate a:

Twitter: @_SaludEmocional

Facebook: CentroSaludEmocional.Mx