14 Preceptos de un Maestro Zen | Thich Nhat Hanh

Blog 14 Preceptos Pic Jeremy Thomas

 

1. No seas idólatra ni te ates a ninguna doctrina, teoría o ideología, incluso a las Buddhistas. Todos los sistemas de pensamiento son medios de guía; no son la verdad absoluta.

<>

2. No creas que el conocimiento que tienes en este momento es la verdad inmutable, absoluta. Evita ser de mentalidad estrecha y atarte a los puntos de vista presentes. Aprende y practica el desapego de los puntos de vista para estar abierto a recibir los puntos de vista de los demás. La verdad se encuentra en la vida y no meramente en el conocimiento conceptual. Prepárate para aprender a través de toda la vida y a observar la realidad en ti mismo y en el mundo en todo momento.

<>

3. No fuerces a los demás, ni siquiera a los niños, por ningún medio en absoluto, a adoptar tus puntos de vista, ya sea por autoridad, amenaza, dinero, propaganda o incluso educación. Sin embargo, por medio del diálogo compasivo, ayuda a los demás a renunciar al fanatismo y la estrechez.

<>

4. No evites el contacto con el sufrimiento ni cierres tus ojos ante el sufrimiento. No pierdas la conciencia de la existencia del sufrimiento en la vida del mundo. Encuentra maneras para estar con aquellos que están sufriendo por todos los medios, incluyendo el contacto personal y las visitas, imágenes, sonido. Por tales medios, despierta tú mismo y a los demás a la realidad del sufrimiento en el mundo.

<>

5. No acumules riqueza mientras millones están hambrientos. No tomes como el objetivo de tu vida a la fama, el provecho, la riqueza o el placer sensual. Vive simplemente y comparte el tiempo, la energía y los recursos materiales con quienes están en necesidad.

<>

6. No mantengas ira u odio. Tan pronto como surgen la ira y el odio, practica la meditación sobre la compasión para comprender profundamente a las personas que han causado ira y odio. Aprende a ver a los otros seres con los ojos de la compasión.

<>

7. No te pierdas en la dispersión y en el ambiente que te rodea. Aprende a practicar la respiración para recuperar la compostura del cuerpo y la mente, para practicar la atención, y para desarrollar la concentración y la comprensión.

<>

8. No pronuncies palabras que puedan crear discordia y causar ruptura en la comunidad. Haz todos los esfuerzos para reconciliar y resolver todos los conflictos, aunque sean pequeños.

<>

9. No digas cosas falsas por el bien del interés personal o para impresionar a las personas. No pronuncies palabras que causen desviación y odio. No difundas noticias que no sabes si son ciertas. No critiques o condenes cosas de las que no estás seguro. Habla siempre verdadera y constructivamente. Ten el valor de hablar sobre situaciones de injusticia, aun cuando hacerlo pueda amenazar tu propia seguridad.

<>

10. No uses a la comunidad Buddhista para ganancia o provecho personal, ni transformes tu comunidad en un partido político. Una comunidad religiosa debe, sin embargo, tomar una actitud clara contra la opresión y la injusticia, y debe esforzarse por cambiar la situación sin engancharse en conflictos partidarios.

<>

11. No vivas con una vocación que sea dañina para los humanos y la naturaleza. No inviertas en compañías que priven a los demás de su oportunidad de vivir. Elige una vocación que ayude a realizar tu ideal de compasión.

<>

12. No mates. No permitas que otros maten. Encuentra todos los medios posibles para proteger la vida y prevenir la guerra.

<>

13. No poseas nada que debería pertenecer a los demás. Respeta la propiedad de los demás pero evita que los demás se enriquezcan con el sufrimiento humano o el sufrimiento de otros seres.

<>

14. No maltrates a tu cuerpo. Aprende a manejarlo con respeto. No veas a tu cuerpo sólo como un instrumento. Preserva las energías vitales (sexual, respiración, espíritu) para la realización del Camino. La expresión sexual no debería ocurrir sin amor y compromiso. En las relaciones sexuales, sé consciente del sufrimiento futuro que pueda causarse. Para preservar la felicidad de los demás, respeta los derechos y compromisos de los demás. Sé plenamente consciente de la responsabilidad de traer nuevas vidas al mundo. Medita sobre el mundo al cual estás trayendo nuevos seres.

<>

No creas que yo siento que sigo todos y cada uno de estos preceptos perfectamente. Sé que fallo de muchas maneras. Ninguno de nosotros puede cumplir plenamente cualquiera de ellos. Sin embargo, debo trabajar hacia una meta. Esta es mi meta. Ninguna palabra puede reemplazar a la práctica, sólo la práctica puede hacer a las palabras.

<<<>>>

Thich Nhat Hanh

 

<<<>>>

** Imagen: Jeremy Thomas / Unsplash

 

.

TODO NOS SUCEDE AQUÍ Y AHORA | Anthony De Mello

Blog Todo nos sucede aqui y ahora

Un hombre se acercó a un anciano y le dijo:

“Me han dicho que tú eres sabio… Por favor, dime qué cosas puede hacer un sabio que no están al alcance de las demás personas.”

El anciano le contestó: “Cuando como, simplemente como; duermo cuando estoy durmiendo, y cuando hablo contigo, sólo hablo contigo.”

“Pero eso también lo puedo hacer yo y no por eso soy sabio”, le contestó el hombre, sorprendido.

“Yo no lo creo así”, le replicó el anciano. “Pues cuando duermes, recuerdas los problemas que tuviste durante el día o imaginas los que puedes tener al levantarte. Cuando comes, estás planeando lo que vas a hacer más tarde. Y mientras hablas conmigo piensas qué vas a preguntarme o cómo vas a responderme, antes de que yo termine de hablar.”

El secreto es estar consciente de lo que hacemos en el momento presente y así disfrutar cada instante del milagro de la vida.

Anthony de Mello

<<<>>>

Imagen: Mel Elias  /  Unsplash

 

 

 

.

 

Si Deseas… | James Allen

Blog 0115 Si Deseas

 

Si deseas rectificar el mundo que te rodea,

y desterrar todos sus males y aflicciones.

Si deseas que florezcan sus lugares salvajes,

y que broten las rosas en sus áridos desiertos,

entonces…

¡Rectifícate a ti mismo!

<>

Si deseas transformar el mundo que te rodea,

y sacarlo de su largo cautiverio en el pecado.

Si deseas restaurar todos los corazones rotos,

y acabar con el mal para dejar entrar el consuelo,

entonces…

¡Transfórmate a ti mismo!

<>

Si deseas curar al mundo de su larga enfermedad,

para terminar con sus penas y sus dolores.

Si deseas llevar la alegría que todo lo cura,

y dar al afligido el descanso otra vez,

entonces…

¡Cúrate a ti mismo!

<>

Si deseas despertar al mundo que te rodea

de su sueño de muerte y sus oscuros conflictos.

Si deseas traerlo al amor y a la paz, a la luz y al resplandor de la vida inmortal,

entonces…

¡Despiértate a ti mismo!

<>

James Allen

Libro: De la Pobreza al Éxito

 

Mi Nombre Es Vergüenza Recurrente | John Bradshaw

 

Blog 0112 Mi Nombre Es Verguenza Recurrente

 

Estuve allí cuando fuiste concebido.

En la adrenalina de la vergüenza de tu madre.

Me sentiste en el fluido de la matriz de tu madre.

Llegué a ti antes de que pudieras hablar.

Antes de que pudieras entende.

Antes de que tuvieras manera de conocer.

Cuando estabas desprotegido y expuesto.

Cuando eras vulnerable y estabas necesitado.

Antes de que se te limitara.

<>

Mi nombre es Verguenza Recurrente

<>

Llegué a ti cuando eras mágico.

Antes de que pudieras saber que yo estaba allí.

Partí tu Alma.

Te perforé hasta el fondo.

Te infundí sentimientos de ser imperfecto.

Te inspiré sentimientos de desconfianza, fealdad, estupidez,

duda, falta de valor e inferioridad.

Te hice sentir diferente.

Te dije que había algo malo en tí.

Manché tu semejanza con Dios.

<>

Mi nombre es Verguenza Recurrente

<>

Existí antes que la conciencia.

Antes que la culpa.

Antes que la moralidad.

Soy el amo de la emoción.

Soy la voz interna que susurra palabras de condena.

Soy el estremecimiento interno que maldice a traves de tí,

sin un razonamiento previo.

<>

Mi nombre es Verguenza Recurrente

<>

Vengo de tutores “desvergonzados”, del abandono, el ridículo, el abuso,

el descuido, de los sistemas perfeccionistas.

Me fortaleció la inpactante intensidad de la ira de un padre.

Los crueles comentarios de hermanos.

El inexacto reflejo en los espejos.

El contacto que se siente repulsivo y espantoso.

La bofetada, el pellizco, la sacudida que rompe la confianza.

Estoy avivado por una cultura racista, sexista.

La justa condena de los fanáticos religiosos.

Los temores y presiones del aprendizaje.

La hipocrecia de los políticos.

La vergüenza multigeneracional de los sistemas familiares y disfuncionales.

<>

Mi nombre es Verguenza Recurrente

<>

Puedo transformar a una mujer, un judio, un negro,

un homosexual, un oriental, un niño precioso:

en una mujerzuela, un despreciable, un apestoso,

un maricón, un pequeño granuja.

Tengo un dolor que es crónico.

Un dolor que no desaparecerá.

Soy el cazador que te acecha noche y dia.

Todos los dias, en todas partes.

No tengo fronteras.

Tratas de esconderte de mí, pero no puedes.

Porque vivo dentro de tí.

Te provoco la desesperación.

Como si no hubiera salida.

<>

Mi nombre es Verguenza Recurrente

<>

Mi dolor es tan insoportable que deben pasarme a otros a través del control,

el perfeccionamiento, el desprecio, la crítica, la culpabilidad.

Debes cubrirme con adicciones, actuaciones rígidas,

representaciones y defensas inconcientes del ego.

Mi dolor es tan intenso que debes adormecerte para dejar de sentirme.

Te convencí de que me fuí, de que no existo; experimentas aucencia y vacio.

<>

Mi nombre es Verguenza Recurrente

<>

 

John Bradshaw

Libro: Volver a la Niñez

Cree Firmemente | Hermann Hesse

Blog Cree Firmemente

…Y me contó la historia de un muchacho enamorado de una estrella. Adoraba a su estrella junto al mar, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dirigía todos sus pensamientos.

Pero sabía o creía saber, que una estrella no podría ser Sigue leyendo

TRANSFERENCIA | Hamlet Lima Quintana

Blog Transferencia

 

Después de todo,

la muerte es una gran farsante.

La muerte miente

cuando anuncia que se robará la vida,

como si se pudiera cortar la primavera.

Porque al final de cuentas,

la muerte sólo puede robarnos el tiempo,

las oportunidades de sonreír,

de comer una manzana,

de decir algún discurso,

de pisar el suelo que se ama,

de encender el amor de cada día.

De dar la mano, de tocar la guitarra,

de transitar la esperanza.

Sólo nos cambia los espacios.

Los lugares donde extender el cuerpo,

bailar bajo la luna o cruzar a nado un río.

Habitar una cama, llegar a otra vereda,

sentarse en una rama,

descolgarse cantando de todas la ventanas.

Eso puede hacer la muerte.

¿Pero robar la vida?…

Robar la vida no puede.

No puede concretar esa farsa…

Porque la vida…

La vida es una antorcha que va de mano en mano,

de hombre a hombre, de semilla en semilla.

Una transferencia que no tiene regreso,

un infinito viaje hacia el futuro,

como una luz que aparta

irremediablemente las tinieblas.

Hamlet Lima Quintana

Siembra y Recogerás

Blog Siembra

Siembra amor, y recogerás unión,
siembra unión, y recogerás paz,
siembra paz, y recogerás armonía,
siembra armonía, y recogerás ilusiones.

Siembra ilusiones, y recogerás vida,
siembra vida, y recogerás regalos,
siembra regalos, y recogerás alegría,
siembra alegría y recogerás fe.

Siembra fe, y recogerás esperanza,
siembra esperanza, y recogerás confianza,
siembra confianza, y recogerás unidad,
siembra unidad, y recogerás carácter.

Siembra carácter, y recogerás hábitos,
siembra hábitos, y recogerás destinos,
siembra destinos, y recogerás felicidad,
siembra felicidad, y recogerás éxito.

Y con ese éxito, crecerá tu sueño,
con ese sueño, crecerá tu realidad,
con esa realidad, crecerá tu verdad,
y esa verdad, te llevará a Dios.

<<<>>>

Anónimo

.

Sobre el Sufrimiento | Dokusho Villalba

Blog 0089 Sobre el SufrimientoEl proceso psicológico de elaborar un yo rígidamente definido y separado de la totalidad va inexorablemente acompañado de sufrimiento.

El Buda habló de tres niveles en la experiencia del sufrimiento:

  1. Sufrimiento corporal: dolor físico, malestar, común a plantas, animales y seres humanos.
  2. Sufrimiento mental-emocional: originado por la discrepancia entre nuestros deseos e ilusiones y la realidad; los desengaños de la vida; la imposibilidad de satisfacer todos nuestros deseos; propio de los seres humanos que han desarrollado una conciencia egoíca.
  3. Sufrimiento existencial: surge de la identificación con la individualidad.

Desde este punto de vista, cuanto mayor sea nuestra identificación con la individualidad o el yo que creemos ser, mayor será nuestro sufrimiento.

 

La causa del sufrimiento que experimentamos se encuentra siempre en el interior de nuestra propia mente que es quien lo experimenta. Es nuestra propia mente la que está continuamente recreando, instante tras instante, nuestro sentido de identidad a través de un complejo proceso analítico-lingüístico-emocional-socio-cultural.

Es nuestra propia mente la que crea el mundo y todo el sufrimiento asociado a él. Somos nosotros, cada uno de nosotros, los que percibimos nuestro mundo, el mundo que nuestra propia mente ha creado, en general, de forma inconsciente. Debemos por tanto hacernos responsables de nuestras percepciones. Somos los responsables del mundo que percibimos.

Nuestros sufrimientos no provienen del exterior, de un mundo externo hostil, de nuestros enemigos, de un dios malvado, sino que proceden de nuestro propio mundo interno.

A partir del momento en el que reconocemos que nuestro sufrimiento no proviene del exterior sino de nuestra propia manera de organizar y representarnos mentalmente nuestra identidad y la realidad, nos damos cuenta de que la superación de este sufrimiento está en nuestras manos y que para ello, basta con reconocer sus causas y eliminarlas.

Cuando analizamos nuestros sufrimientos nos damos cuenta de que en todos los casos las causas estriban en que nuestros deseos se hallan en conflicto con las leyes de la existencia y, dado que esas leyes son imposibles de cambiar -, la única alternativa posible consiste en transformar nuestros deseos.

Francisco Dokushô Villalba

Maestro Zen Budista
Fuente: concienciasinfronteras.com

<<<>>>