Llénalo de Amor  | Amado Nervo

Blog 0159 Llena tu vida de amor Larm Rmah

 

Siempre que haya un hueco en tu vida,

llénalo de amor.

Adolescente, joven, viejo:

siempre que haya un hueco en tu vida,

llénalo de amor.

En cuanto sepas que tienes delante de ti

un tiempo baldío,

ve a buscar al amor.

No pienses: “Sufriré”.

No pienses: “Me engañarán”.

No pienses: “Dudaré”.

Ve, simplemente,

diáfanamente,

regocijadamente,

en busca del amor.

¿Qué índole de amor?

No importa.

Todo amor está lleno de excelencia

y de nobleza.

Ama como puedas,

ama a quien puedas,

ama todo lo que puedas,

pero ama siempre.

No te preocupes de la finalidad de tu amor.

Él lleva en sí mismo su finalidad.

No te juzgues incompleto

porque no responden a tus ternuras:

el amor lleva en sí su propia plenitud.

Siempre que haya un hueco en tu vida,

llénalo de amor.

<<<>>>

¬Amado Nervo

 

** Photo by Larm Rmah / Unsplash
Anuncios

Amor y Libertad | Jiddu Krishnamurti

Blog 0152 Amor y Libertad Pic Sherry Zhu

 

¿Podemos amar sin libertad?

Si no somos libres, ¿podemos amar?

¿Podemos amar si somos celosos?

¿Podemos amar si estamos atemorizados?

Si mientras estamos en la oficina perseguimos nuestra particular ambición y al regresar al hogar decimos “te amo, querida” ¿es eso amor? En la oficina somos brutales, astutos, y en el hogar tratamos de ser amables, dóciles, ¿es eso posible?

¿Es posible matar con una mano y con la otra amar?

¿Puede amar en forma alguna el hombre ambicioso, o puede el hombre competitivo saber alguna vez lo que el amor significa?

Aceptamos todas esas cosas y la moralidad social. Pero cuando negamos esa moral social por completo, con todo nuestro ser, entonces somos en realidad morales; pero no hacemos eso. Somos moral y socialmente respetables, y así desconocemos lo que es el amor.

Sin amor no es posible descubrir qué es la Verdad,

ni si existe o no existe eso que llamamos Dios.

Podemos conocer lo que es el amor sólo cuando sabemos morir para todo lo del ayer, para todas las imágenes del placer, sexual o de otra clase.

Entonces, cuando hay amor, que en sí es virtud, que en sí es moralidad -toda la ética está contenida en él- únicamente entonces podrá surgir esa Realidad, ese algo que es inconmensurable.

 

Jiddu Krishnamurti

 

<<<>>>

** Photo by Sherry Zhy / Unsplash

 

 

.

Cuando Amas lo que Eres | Ramtha

Blog 0148 Cuando Amas LoQEres Uns Aziz Acharki

 

Cuando amas lo que eres no hay cosa inconquistable ni inalcanzable.

Cuando realmente te amas a ti mismo, vives solamente en la luz de tu propia risa y viajas solamente por el camino de la alegría.

Cuando estás enamorado de ti mismo, entonces, esa luz, esa fuerza unificada, esa felicidad, esa alegría, ese jubiloso estado de ser, se extiende a toda la humanidad.

Cuando el amor abunda dentro de tu maravilloso Ser, el mundo –con todos sus desagrados–, se convierte en algo hermoso, y la vida se llena de sentido y alegría.

No hay amor más sublime en la vida que el amor del Yo.

No existe amor más grande, pues a partir del abrazo del Yo existe la libertad. Y es en esa libertad donde nace la alegría. Y gracias a ese nacimiento, Dios es visto, conocido y abrazado.

El amor más profundo, más grande y más significativo es el amor del Yo Puro e Inocente, la magnífica criatura que se sienta entre las paredes de la carne y que se mueve y contempla, crea, permite y Es.

Y cuando ames lo que eres, sin importar cómo seas, entonces conocerás esta magnífica Esencia que yo amo, que se haya detrás de todos los rostros y dentro de todas las cosas.

Entonces amarás como Dios ama.

Así es fácil Amar y Perdonar.

Así es fácil ver a Dios en toda la vida.

 

Ramtha

 

<<<>>>

 

** Imagen: Aziz Acharki  / Unsplash

 

<<<>>>

 

 

 

 

Te Deseo Primero Que Ames | Víctor Hugo

Blog Te Deseo Primero Que Ames

Te deseo primero que ames y que,
Amando, también seas amado.

Y que, de no ser así, seas breve en olvidar
Y que después de olvidar no guardes rencores.
Deseo, pues, que no sea así, pero que si es,
Sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos y que,
Incluso malos e inconsecuentes, sean valientes y fieles,
Y que por lo menos haya uno en quien puedas confiar sin dudar.

Y porque la vida es así, te deseo también que tengas
Enemigos. Ni muchos ni pocos, en la medida exacta para que,
Algunas veces, te cuestiones tus propias certezas.

Y que entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo,
Para que no te sientas demasiado seguro.

Te deseo además que seas útil, mas no insustituible.
Y que en los momentos malos, cuando no quede nada más,
Esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie.

Igualmente te deseo que seas tolerante;
No con los que se equivocan poco, porque eso es fácil,
Sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente,
Y que haciendo buen uso de esa tolerancia,
Sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no madures demasiado deprisa,
Y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,
Y que siendo viejo no te dediques al desespero.
Porque cada edad tiene su placer y su dolor
Y es necesario dejar que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste,
No todo el año sino apenas un día.
Pero que en ese día descubras que la risa diaria es buena,
Que la risa habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras, con urgencia máxima,
Por encima y a pesar de todo, que existen
Y que te rodean seres oprimidos
Tratados con injusticia, y personas infelices.

Te deseo que acaricies un gato, alimentes un pájaro
Y oigas a un jilguero erguir triunfante su canto matinal,
Porque de esta manera te sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla,
Por más minúscula que sea, y la acompañes en su crecimiento,
Para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero,
Porque es necesario ser práctico.
Y que por lo menos una vez por año pongas algo
De ese dinero enfrente de ti y digas: “Esto es mío”,
Sólo para que quede claro quién es el dueño de quién.

Te deseo también que ninguno de tus afectos muera
Pero que, si muere alguno, puedas llorar sin lamentarte
Y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre, tengas una buena mujer,
Y que, siendo mujer, tengas un buen hombre
Mañana y al día siguiente, y que cuando estéis exhaustos
Y sonrientes, aún sobre amor para empezar de nuevo.

Si todas estas cosas llegaran a pasar,
No tengo nada más que desearte.

Victor Hugo

<<<>>>

Cree Firmemente | Hermann Hesse

Blog Cree Firmemente

…Y me contó la historia de un muchacho enamorado de una estrella. Adoraba a su estrella junto al mar, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dirigía todos sus pensamientos.

Pero sabía o creía saber, que una estrella no podría ser Sigue leyendo