TEORÍA DE LOS BUENOS DESEOS | Hamlet Lima Quintana

Que no te falte tiempo

para comer con los amigos

partir el pan,

reconocerse en las miradas.

Deseo que la noche

se te transforme en música

y la mesa en un largo

sonido de campanas.

Que nada te desvíe,

que nada te disturbe

que siempre tengas algo

de hoy para mañana.

Y que lo sepas dar

para regar las plantas

para cortar la leña,

para encender el fuego,

para ganar la lucha,

para que tengas paz.

Que es la grave tarea

que me he impuesto esta noche

hermano mío.

¬Hamlet Lima Quintana

Photo by

***

.

Anuncios

Decreto # 024 | YO ATRAIGO

#Decreto #024 #Atraigo #Atracción #Armonía #Deseos

#SaludEmocional #Salud #Emocional #Emociones #Claves para #SerYSentirteMejor

.

Te Deseo Primero Que Ames | Víctor Hugo

Blog Te Deseo Primero Que Ames

Te deseo primero que ames y que,
Amando, también seas amado.

Y que, de no ser así, seas breve en olvidar
Y que después de olvidar no guardes rencores.
Deseo, pues, que no sea así, pero que si es,
Sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos y que,
Incluso malos e inconsecuentes, sean valientes y fieles,
Y que por lo menos haya uno en quien puedas confiar sin dudar.

Y porque la vida es así, te deseo también que tengas
Enemigos. Ni muchos ni pocos, en la medida exacta para que,
Algunas veces, te cuestiones tus propias certezas.

Y que entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo,
Para que no te sientas demasiado seguro.

Te deseo además que seas útil, mas no insustituible.
Y que en los momentos malos, cuando no quede nada más,
Esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie.

Igualmente te deseo que seas tolerante;
No con los que se equivocan poco, porque eso es fácil,
Sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente,
Y que haciendo buen uso de esa tolerancia,
Sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no madures demasiado deprisa,
Y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,
Y que siendo viejo no te dediques al desespero.
Porque cada edad tiene su placer y su dolor
Y es necesario dejar que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste,
No todo el año sino apenas un día.
Pero que en ese día descubras que la risa diaria es buena,
Que la risa habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras, con urgencia máxima,
Por encima y a pesar de todo, que existen
Y que te rodean seres oprimidos
Tratados con injusticia, y personas infelices.

Te deseo que acaricies un gato, alimentes un pájaro
Y oigas a un jilguero erguir triunfante su canto matinal,
Porque de esta manera te sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla,
Por más minúscula que sea, y la acompañes en su crecimiento,
Para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero,
Porque es necesario ser práctico.
Y que por lo menos una vez por año pongas algo
De ese dinero enfrente de ti y digas: “Esto es mío”,
Sólo para que quede claro quién es el dueño de quién.

Te deseo también que ninguno de tus afectos muera
Pero que, si muere alguno, puedas llorar sin lamentarte
Y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre, tengas una buena mujer,
Y que, siendo mujer, tengas un buen hombre
Mañana y al día siguiente, y que cuando estéis exhaustos
Y sonrientes, aún sobre amor para empezar de nuevo.

Si todas estas cosas llegaran a pasar,
No tengo nada más que desearte.

Victor Hugo

<<<>>>

Respetar Todos los Deseos | John Gray

 

Blog 0100 Respetar TodosLos Deseos

 

Para encontrar su verdadero yo, es esencial que usted reconozca y respete todos sus deseos. Aunque los deseos del alma son la base del éxito personal, es preciso respetarlos todos. Usted tiene distintas clases de deseos: los del alma, los de la mente, los del corazón y los del cuerpo.

La falta del éxito interior indica que uno no está en contacto con los deseos del alma. La falta de éxito exterior indica que uno no está en contacto con los deseos de la mente. Si usted no atrae lo que desea es porque no está cumpliendo los deseos del corazón, mientras que la enfermedad y la falta de vitalidad son señales de que está pasando por alto los deseos del cuerpo.

Permanecer en contacto con nuestros deseos y respetarlos nos ayuda a orientarnos en la vida y nos garantiza el éxito personal. Respetar un deseo no quiere decir que usted deba hacer algo al respecto. Cuando usted escucha y respeta sus deseos, éstos comienzan a volverse más armoniosos. Cuando un deseo sentido en un plano está en armonía con todos los demás planos, es un deseo verdadero.

Ninguna categoría de deseos es mejor que la otra. Los deseos del alma no son mejores que los de la mente, el corazón o el cuerpo. Son distintos, pero pueden coexistir y trabajar juntos.

La mejor manera de ganar la batalla es respetar cada uno de los cuatro planos del deseo: cuerpo, corazón, mente y alma. Permanecer en contacto con todos nuestros deseos nos da la oportunidad de identificar los verdaderos.

Sin embargo, hay doce actitudes que interfieren en el proceso de escuchar los deseos con el fin de descubrir los verdaderos.

Si tomamos conciencia de estas tendencias, seremos capaces de detectar la diferencia entre lo que creemos o parecemos desear y lo que deseamos de verdad.

Las doce actitudes principales que nos impiden sentir nuestros verdaderos deseos son las siguientes: venganza, apego, duda, racionalización, rebeldía, sumisión, huida, justificación, rechazo, retraimiento, conductas reactivas y sacrificio.

 

John Gray

Fuente: Blog de GeorginaMallafre

 

<<<>>>

Sobre el Sufrimiento | Dokusho Villalba

Blog 0089 Sobre el SufrimientoEl proceso psicológico de elaborar un yo rígidamente definido y separado de la totalidad va inexorablemente acompañado de sufrimiento.

El Buda habló de tres niveles en la experiencia del sufrimiento:

  1. Sufrimiento corporal: dolor físico, malestar, común a plantas, animales y seres humanos.
  2. Sufrimiento mental-emocional: originado por la discrepancia entre nuestros deseos e ilusiones y la realidad; los desengaños de la vida; la imposibilidad de satisfacer todos nuestros deseos; propio de los seres humanos que han desarrollado una conciencia egoíca.
  3. Sufrimiento existencial: surge de la identificación con la individualidad.

Desde este punto de vista, cuanto mayor sea nuestra identificación con la individualidad o el yo que creemos ser, mayor será nuestro sufrimiento.

 

La causa del sufrimiento que experimentamos se encuentra siempre en el interior de nuestra propia mente que es quien lo experimenta. Es nuestra propia mente la que está continuamente recreando, instante tras instante, nuestro sentido de identidad a través de un complejo proceso analítico-lingüístico-emocional-socio-cultural.

Es nuestra propia mente la que crea el mundo y todo el sufrimiento asociado a él. Somos nosotros, cada uno de nosotros, los que percibimos nuestro mundo, el mundo que nuestra propia mente ha creado, en general, de forma inconsciente. Debemos por tanto hacernos responsables de nuestras percepciones. Somos los responsables del mundo que percibimos.

Nuestros sufrimientos no provienen del exterior, de un mundo externo hostil, de nuestros enemigos, de un dios malvado, sino que proceden de nuestro propio mundo interno.

A partir del momento en el que reconocemos que nuestro sufrimiento no proviene del exterior sino de nuestra propia manera de organizar y representarnos mentalmente nuestra identidad y la realidad, nos damos cuenta de que la superación de este sufrimiento está en nuestras manos y que para ello, basta con reconocer sus causas y eliminarlas.

Cuando analizamos nuestros sufrimientos nos damos cuenta de que en todos los casos las causas estriban en que nuestros deseos se hallan en conflicto con las leyes de la existencia y, dado que esas leyes son imposibles de cambiar -, la única alternativa posible consiste en transformar nuestros deseos.

Francisco Dokushô Villalba

Maestro Zen Budista
Fuente: concienciasinfronteras.com

<<<>>>