INTIMAR CON EL MIEDO | Pema Chödrön

Blog 0037 Intimar conel miedo

 

Este es un relato de la experiencia que tuvo un hombre que vivió en la India durante la década de los sesenta.

En su búsqueda por lograr una evolución espiritual, estaba absolutamente dispuesto a librarse de sus emociones negativas: luchaba contra la ira y la lujuria, luchaba contra la pereza y el orgullo, pero sobre todo quería liberarse del miedo.

Su profesor de meditación le decía una y otra vez que dejase de luchar, pero él consideraba que aquello no era más que otra manera de explicarle cómo superar los obstáculos.

Finalmente, el profesor lo envió a meditar en una pequeña cabaña al pie de las montañas. El cerró la puerta y se dispuso a comenzar con la práctica. Al llegar la noche, encendió tres pequeñas velas.

Hacia medianoche oyó un ruido en una esquina de la habitación y en la oscuridad pudo distinguir una gran serpiente. Estaba justo delante de él, balanceándose, y le miraba como una cobra real. Estuvo toda la noche totalmente alerta, manteniendo los ojos en la serpiente: tenía tanto miedo que no podía ni moverse.

Sólo estaban él, la serpiente y su miedo.

Justo antes del amanecer se apagó la última vela y él empezó a llorar, pero no lloraba de desesperación sino de ternura. Sintió el anhelo de todas las personas y animales del mundo; conoció su lucha y su alienación. Todas sus meditaciones no habían sido más que lucha y separación.

Entonces aceptó —verdaderamente aceptó de todo corazón— que era iracundo y celoso, que se resistía y luchaba, y que tenía miedo. También aceptó que era un ser precioso más allá de toda medida: sabio y estúpido, rico y pobre, y totalmente insondable.

Se sentía tan agradecido que se levantó en medio de la oscuridad total, caminó hacia la serpiente y le hizo una reverencia. A continuación se tumbó en el suelo y se quedó profundamente dormido.

Cuando despertó, la serpiente había desaparecido.

Nunca supo si se lo había imaginado o si realmente había sucedido, pero no parecía importarle mucho. Lo relevante fue que el contacto íntimo con el miedo hizo que sus dramas personales se colapsaran, y finalmente el mundo que le rodeaba pudo llegar hasta él.

Pema Chodrón

Libro: Cuando todo se derrumba

<<<>>> 

El miedo es una experiencia universal; lo siento yo, lo sientes tú, lo sienten todos los animales, hasta los minúsculos; es una emoción inherente al hecho de tener vida.

El miedo es una reacción natural al acercarme a la Verdad. Reacciono con miedo ante la posibilidad de encontrarme frente a frente con el peligro, la enfermedad, la soledad, el vacío, la muerte, ante mi miedo mismo… y también, y más aún, de estar cara a cara con mi propio Ser.

Para avanzar, no puedo permanecer con miedo, porque entonces no habría espacio para el amor. Pero tampoco me conviene huir del miedo por medio de adicciones u otras conductas evasivas; porque a todo lo que me resisto, persiste. Entonces, solo me queda un camino: aproximarme, conocerlo, familiarizarme e intimar con él.

Cuando no hay escape posible a mí miedo, cuando estoy en el límite de lo desconocido, plenamente presente, sin mayor punto de referencia en el cual pueda asirme, entonces, mi experiencia se torna muy vívida y todo empieza a tomar claridad: estoy frente a mí misma, frente a miedos, frente a mis emociones, frente a mi vulnerabilidad… y frente al hecho rotundamente cierto de la impermanencia de mi vida, de la vida misma.

Intimar con el miedo, es una de las experiencias más escalofriantes y, a la vez, más enriquecedoras que podemos vivir… Pero no es un acto, sino un proceso; que si o si es preciso atravesar paso a paso hasta sanarlo, para lograr así mi Evolución PsicoEspiritual

Patricia Anaya

Gracias por compartir tu sentir y tu experiencia sobre este tema. Tus comentarios nos enriquecen a todos.

VIVIR SIN AGOBIO | Patricia Anaya

Blog 0004 Vivir Sin Agobio

 

En términos generales, describo el agobio como una sensación de des
armonía y/o fatiga excesivas, que generan sufrimiento (sofocación, angustia, depresión, abatimiento…) y que impone a la persona a realizar esfuerzos excesivos para hacer lo que hace, por más simple que sea.

El agobio, por consecuencia, afecta seriamente la salud emocional y el avence fluído en los proyectos de vida

La fuente de agobio es diferente según quien vive esta experiencia, cómo la vive, por que la vive, y para qué la vive…

A saber: para un estudiante de preparatoria puede ser fuente de agobio el pensar en lo que implica presentar el examen de admisión a la Universidad; mientras que para una mujer de edad avanzada la causa máxima de su agobio puede ser que su perrita o su gatita enferme.

Hay quienes piensan que Vivir sin Agobio consiste en estar tirados en la arena tomando el sol y disfrutando el sonido del mar; o escalando un monte de un bosque cercano a su ciudad; o bien, pasando horas intentando que su pequeña mascota les permita hacer yoga.

Si, tal vez eso sea, en parte; o para algunos que lo desean o pueden vivir asi… pero para otros no existen tales alternativas o no las pueden realizar todos los días.

Importante es resaltar que si el agobio no se atiende y resuelve oportunamente, cuando está iniciando, y se convierte en algo crónico, puede ocasionar que la persona sienta que no tiene fuerzas para realizar sus tareas diarias, dejándolas de lado; o la lleve a renunciar a su proyecto de vida o, en el peor de los escenarios, a su vida misma.

Es vital, entonces, aprender a prevenir, de ser posible; o eliminar, si ya existe, la causa del agobio, resingnificando la interpretación que se da a los sucesos del día a día.

He aquí algunas claves para VIVIR SIN AGOBIO

IDENTIFICA qué es lo que te está agobiando en este momento de tu vida

Es preciso realizar un buen análisis, ya que lo que te agobia ahora puede no ser lo mismo que te agobiaba antes; o puedes caer en la trampa de pensar que lo que le agobia a todos los de tu círculo social primario también te agobia a ti, sin serlo.

DEFINE cuál es la razón o las razones por las cuales ese ser, situación o cosa representa para ti una fuente de disarmonía o fatiga extremas.

Conocer el por qué sientes que te agobia algo o alguien te ayuda, en mucho, a evitar que lo siga haciendo… La respuesta a ese por qué no tieneque ser, necesariamente, un profundo tratado “psicoanalítico”.

Cuando no logras llegar al por qué, ¡”no te agobies”!  de todas maneras hay soluciones generales que pueden ayudarte.

ENCUENTRA TÉCNICAS para prevenir y/o para eliminar paso a paso, lo que representa una fuente de agobio para ti, hazlas tuyas, aplícalas, y empieza tu transformación.

En el Centro Salud Emocional expongo ¬¬en Charla Interactiva y en Taller Vivencial¬¬   Técnicas Sencillas, Prácticas, con enfoque Holístico… para Vivir sin Agobio

En pocos días tendré una Charla Interactiva sobre este tema. Contáctanos!

Una pequeña muestra de las que explico detalladamente a los participantes :

>>>   AGRADECE   <<<

…lo positivo que ya posees, y no te quejes de aquello que careces

Por ejemplo: Si lo que te causa agobio es pensar que vives en un departamento pequeño y que sólo en uno más grande podrás sentirte más cómoda/o; empiezas a cambiar el enfoque y cada día muéstrate agradecida/o porque SI tienes un lugar para vivir, aunque por ahora (porque después puedes logar el cambio, si lo deseas!) tu departamento NO sea tan grande como crees que lo requieres para vivir mejor.

¿Cómo se logra?

La técnica consiste, inicialmente, en tomar un papel y un lápiz y escribir en frases cortas tantos seres u objetos tengas en ese momento a tu vista, por los cuales puedas estar agradecida/o porque generan algo positivo a tu vida (y, por ende, no te generan agobio).

HaciendoLista     Una vez que tienes esa lista, si tienes tiempo en ese momento, y si no después; continúas escribiendo aquello que, aunque no veas físicamente en ese momento, represente para tu vida una fuente de placer, de alegría, de… algo bueno para ti y por lo cual dices ¡Gracias!

Esta técnica sencilla, pero no por ello menos profunda SÍ FUNCIONA!

Al poco que la haces, empiezas a notar que estás más ligera/o, que tienes menos tensión en tu vida… que te sientes más satisfecha/o

No lo creas!  Aplícala y valora por ti misma/o cómo en poco tiempo empiezas a Vivir sin Agobio!

Platícame cómo te fue con la experiencia, y cómo te sientes al paso del tiempo. Tu retroalimentación es muy importante para mí. Desde ya, gracias!

Patricia Anaya

Si quieres participar en las Charlas y Talleres del Centro Salud Emocional sigue las publicaciones en:

Twitter                      @_SaludEmocional

Facebook                 http://www.facebook.com/CentroSaludEmocional.Mx

y/o escribe a para que registrarte en la Base de Datos y recibir oportunamente las novedades

Correo Electrónico    salud.emocional@outlook.com