HUMILDAD | Ernesto Sábato

#Humildad #Grandeza #ErnestoSábato #Sábato

#SaludEmocional #Salud #Emocional #Emociones #Claves para #SerYSentirteMejor #Frase #19063

.

Anuncios

HUMILDAD | Ernest Hemingway

#Sabiduría #Poder #Conocimiento #Humildad #ErnestHemingway #Hemingway

#SaludEmocional #Salud #Emocional #Emociones #Claves para #SerYSentirteMejor #Frase #19055

.

PERFECCIÓN | Johann Wolfgang von Goethe

#Perfección #Limites #JohannWolfgangvonGoethe #Goethe

#SaludEmocional #Salud #Emocional #Emociones #Claves para #SerYSentirteMejor #Frase #19010

.

HUMILDAD | Gabriel García Márquez

#Respeto #Humildad #Servir #GabrielGarcíaMárquez #GarcíaMárquez

#SaludEmocional #Salud #Emocional #Emociones #Claves para #SerYSentirteMejor #Frase #19004

.

UNA LECCIÓN DE HUMILDAD | James Baldwin

Blog 0193 Una leccion de humildad ph Trevor Cole

 

Cierto día el califa Harun al Raschid organizó un gran banquete en el salón principal de palacio.

Las paredes y el cielo raso brillaban por el oro y las piedras preciosas con las que estaban adornados. Y la gran mesa estaba decorada con exóticas plantas y flores.

Allí estaban los hombres más nobles de toda Persia y Arabia. También estaban presentes como invitados muchos hombres sabios, poetas y músicos.

 

Después de un buen tiempo de transcurrida la fiesta, el califa se dirigió al poeta y le dijo:

—Oh, príncipe hacedor de hermosos poemas, muéstranos tu habilidad, describe en versos este alegre y glorioso banquete—.

 

El poeta se puso de pie y empezó con estas palabras:

¡Salud!, oh califa, y goza bajo el abrigo de vuestro extraordinario palacio.

 

Buena introducción —dijo Raschid—, pero permítenos escuchar más de tu discurso.

 

El poeta prosiguió:

Y que en cada nuevo amanecer te llegue también una nueva alegría. Que cada atardecer veas que todos tus deseos fueron realizados.

 

—¡Bien, bien! Sigue pues con tu poema—

 

El poeta se inclinó ligeramente en señal de agradecimiento por tan deferentes palabras del califa y prosiguió:

Pero cuando la hora de la muerte llegue ¡oh mi califa!, entonces, aprenderás que todas las delicias de la vida no fueron más que efímeros momentos, como una puesta de sol.

 

Los ojos del califa se llenaron de lágrimas, y la emoción ahogó sus palabras. Cubrió su rostro con las manos y empezó a sollozar.

 

Luego, uno de los oficiales que estaba sentado cerca del poeta alzó la voz:

—¡Alto! El califa quiso que lo alegraran con cosas placenteras, y tú le estás llenando la cabeza con cosas muy tristes.

 

Deja al poeta solo —dijo Raschid—. Él ha sigo capaz de ver la ceguera que hay en mí y trata de hacer que yo abra los ojos.

¬James Baldwin

* Minicuento tomado de ciudadseva.com 

 

<<<>>>

Lo Mayor Es… | Atisha

Blog Lo mayor - Anato Lemor

El mayor logro es la ausencia de ego

La mayor riqueza es la maestría de uno mismo

La mayor cualidad es el buscar ser de beneficio a otros

La mayor acción es no resignarse a los usos mundanos

La mayor magia es la transmutación de las pasiones

La mayor generosidad es el desapego

La mayor bondad es una mente pacífica

La mayor paciencia es la humildad

El mayor esfuerzo es no fijarse en los resultados

La mayor meditación es una mente que deja ir

La mayor sabiduría es ver a través de las apariencias.

¬Atisha

CUANDO ME AME DE VERDAD | Charles Chaplin

Blog 0009 Cuando Me Ame De Verdad

 

Cuando me amé de verdad comprendí que, en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… Autoestima.

Cuando me amé de verdad pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… Autenticidad.

Cuando me amé de verdad dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama…Madurez.

Cuando me amé de verdad comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aun sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… Respeto.

Cuando me amé de verdad comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… Amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… Simplicidad.

Cuando me amé de verdad desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… Humildad.

Cuando me amé de verdad desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… Plenitud.

Cuando me amé de verdad comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… Saber Vivir.

Charles Chaplin