Cuento oriental: ¿FORMA ESTO PARTE DE MÍ? | Anónimo

SE1306-190108 Cuento oriental Forma parte esto de Mi PhBrianErickson

Cuentan que un hombre sufría con gran frecuencia ataques de ira y cólera, así que decidió un día abordar esta situación. Para ello se fue al encuentro de un viejo sabio con fama de conocer la naturaleza humana.

Cuando llegó a su presencia, habló de este modo: Sigue leyendo

Anuncios

TA-HIO O GRAN CIENCIA | Confucio

 

SE1301-181204 Ta Hi o Gran Ciencia Confucio PhRostyslavSavchyn

Es preciso conocer el fin hacia el que debemos dirigir nuestras acciones.  En cuanto conozcamos la esencia de todas las cosas, habremos alcanzado el estado de perfección que nos habíamos Sigue leyendo

LA TRISTEZA Y LA FURIA | Jorge Bucay

Blog 0047 La Tristeza Y La Furia sc

En un reino encantado donde los hombres no pueden llegar o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta. En un reino donde las cosas tangibles se vuelven concretas, había una vez un estanque maravilloso. Era una largura de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente…

Hasta este estanque mágico y transparente, llegó la furia y la tristeza a bañarse y disfrutar de mutua compañía. Las dos quitaron sus vestimentas y entraron al estanque, la furia apurada y urgida como es su costumbre, sin saber porqué, se bañó rápidamente y más rápidamente aún se salió del agua, pero la furia es ciega o por lo menos no distingue claramente la realidad.

Así que apurada, se puso al salir la primera ropa que encontró y sucedió que no era la suya, sino de la tristeza y así vestida de tristeza, la furia se fue.

Con calma y muy serena, dispuesta a quedarse donde estaba, la tristeza terminó su baño y sin apuros, o mejor dicho sin conciencia del paso del tiempo, como es su costumbre, con pereza y lentamente salió del agua. En la orilla se encontró con que su ropa no estaba.

Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque. La ropa de la furia.

Cuentan que desde entonces, en muchas ocasiones uno se encuentra con la furia, ciega, cruel, terrible y enfadada, pero si nos damos el tiempo de mirar bien, encontramos que esta furia que vemos es solo un disfraz.

Y que detrás del disfraz de la furia, en realidad está escondida la tristeza.

<<<>>>

¬ Jorge Bucay

* Libro: Cuentos para pensar

 

 

.

 

Leyenda cherokee: LOS DOS LOBOS | Anónimo

Un día un anciano de la tribu cherokee pensó que había llegado el momento de transmitirle una gran enseñanza de vida a su nieto. Le pidió que le acompañara al bosque y, sentados debajo de un gran árbol, comenzó a contarle la lucha que tiene lugar en el corazón de cada persona:

Querido nieto, debes saber que en la mente y en el corazón

de cada ser humano existe una lucha perenne.

Si no eres consciente de ello,

tarde o temprano te asustarás

y quedarás a merced de las circunstancias.

Esta batalla existe incluso en el corazón

de una persona anciana y sabia como yo.

«En mi corazón habitan dos lobos enormes,

uno blanco y el otro negro.

El lobo blanco es bueno, gentil y amoroso, le gusta la armonía

y combate solo cuando debe protegerse o cuidar a los suyos.

El lobo negro, al contrario, es violento e iracundo.

El más mínimo contratiempo desata su ira

por lo que pelea continuamente y sin razón.

Su pensamiento está lleno de odio,

pero su rabia es inútil porque solo le causa problemas.

Cada día, estos dos lobos luchan dentro de mi corazón.»

El nieto le preguntó al abuelo:

Al final, ¿cuál de los dos lobos gana la batalla?

El anciano le respondió:

«Ambos, porque si yo alimentase solo al lobo blanco,

el lobo negro se escondería en la oscuridad

y apenas me distrajera un poco, atacaría mortalmente al lobo bueno.

Al contrario, si le prestó atención e intento comprender su naturaleza,

puedo utilizar su fuerza cuando la necesite.

Así, ambos lobos pueden convivir con cierta armonía

El nieto estaba confundido:

¿Cómo es posible que venzan ambos?

El anciano cherokee sonrió y le explicó:

«El lobo negro tiene algunas cualidades

que podemos necesitar en ciertas situaciones,

es temerario y determinado,

también es astuto y sus sentidos están muy aguzados.

Sus ojos acostumbrados a las tinieblas pueden alertarnos del peligro y salvarnos.

Si le doy de comer a ambos,

no tendrán que luchar encarnizadamente entre sí para conquistar mi mente

y así yo podré elegir a qué lobo recurrir en cada ocasión

¬Anónimo

***

.