EL MISTERIO DE SANAR | Jeff Foster

Abrazar y abrirnos a nuestro dolor —a la tristeza, al miedo, a la pena, a las dudas— no necesariamente hace que el dolor sea menos intenso, o que se haga más fácil de soportar en el momento. Y no hay promesas aquí, en el campo de la Verdad que se despliega momento a momento el dolor podría desaparecer, o no. Podría volverse más intenso antes de disiparse. Podría nunca irse.

Pero ese no es el punto. No abrazamos nuestro dolor con el fin de hacerlo «desaparecer». Eso es resistencia, no aceptación.

Sin embargo, no somos mártires, y no somos masoquistas, y no somos narcisistas, ni tampoco estamos obsesionados con nuestro sufrimiento, ni tampoco estamos enamorados de él. Sólo estamos interesados en la verdad de este momento.

Estamos enamorados de la vida misma. Y sabemos que cada sensación, cada oleada de miedo, cada hormigueo, cada palpitación, cada vibrante parte del cuerpo, no es otra cosa que la vida misma, una expresión plena de consciencia, que está aquí para ser incluida; sabemos que no se trata de ningún enemigo, o una amenaza a la totalidad, sino una expresión de la totalidad.

Y sabemos que huir de nuestro dolor, reprimirlo, ignorarlo, negarlo, tratar de anestesiarlo o hacer que «desaparezca», sólo nos convierte en esclavos de él, viviendo atemorizados y que, en última instancia, sólo estaríamos huyendo de nuestros propios hijos.

Comprendemos el camino para abrirnos, el camino sin camino de la inclusión radical, de decir:

Sí a cualquier cosa que surge en nosotros

Sí tanto al aburrimiento como a la felicidad

Sí tanto a la alegría como a la tristeza.

Y sabemos que este es el camino menos recorrido: el camino del coraje, el de sumergirnos desnudos en lo desconocido día tras día. Sin embargo sabemos que es el único camino para nosotros, ¡para quienes ya hemos intentado todos los demás caminos!

Sanar no significa eliminar inmediatamente el dolor.

Significa abrirnos al dolor en su inmediatez, y abrirnos a la alegría, y abrirnos a la pena, y abrirnos al éxtasis, y abrirnos a nuestra incapacidad de abrirnos, y conocernos a nosotros mismos como esa apertura, esa inmensidad en donde todo es incluido, en donde todo es permitido, en donde todo es bienvenido, ¡en donde todo está vivo!

¬Jeff Foster

Photo by Brooke Cage

***

.

Anuncios

LA BELLEZA DE LA CULPA | Jeff Foster

Cuando dices que «no»,

Cuando estableces tus límites,

Tal vez te sientas culpable.

Genial, ¡siente la culpa!

Y di «no» de todos modos,

Establece tus límites de todos modos,

Di tu más profunda verdad de todas formas.

Sentirse culpable no es malo,

Cuando infundes esta experiencia con curiosa consciencia,

Abraza «al que se siente culpable» en tus brazos,

Proporciónale espacio,

Respira en la incomodidad,

Deja que se sienta «mal» por un rato.

Y de todas formas di tu verdad,

De todas formas di «no»,

Establece tus límites de todos modos.

A veces dices que «si» para evitar el dolor de la culpa, ¿no es así?

Ignoras tus propios límites para evitar el dolor,

Pero el dolor es sostenible,

Puedes sobrevivir a él.

La culpa a veces surgirá como una ola,

Y se aquietará, para volver a surgir tal vez,

Y finalmente pasará.

Pero te mantendrás fiel a ti mismo,

En tu camino,

En tu integridad.

La culpa como una dulce compañía,

La culpa como un frágil niño que necesita tu amor,

La culpa como una aliada en el camino.

Ya no te dejas controlar por la culpa,

Cuando estás dispuesto a sentirla.

¬Jeff Foster

Photo by Nastya Gepp /Pixabay

***

.

GRATITUD | Jeff Foster

Blog 0200 Gratitud Jeff Foster PhPaulaPerez sc

 

A pesar de la tristeza y la desesperación, a pesar de los momentos en que creí que nunca lo lograría, a pesar de los días en que la mente parecía una especie de cámara de tortura y el cuerpo una prisión, a pesar de los años de dolor y de la profunda alienación de mi propia naturaleza, ésta ha sido una vida de bendición, una vida de riquezas indecibles y no hubiera querido que fuera de otra manera, y tampoco pudo haber sido de otra manera.

 

Y si todo terminara mañana, si el telón cayera por última vez, todo se resumiría en una sola palabra, y esa palabra sería aquella que inició todo: Gratitud

 

Gracias. Por todo:

—por la luz y la oscuridad,

—por las pérdidas y las ganancias,

—por el éxito y el fracaso,

—por el placer y el dolor,

—por la alegría y la tristeza,

—y por la inefable presencia consciente en la que todo surgió y se disolvió, como el canto de un pájaro…

 

¬Jeff Foster

<<<>>>

 

Photo by Paula Pérez / Unsplash

 

.

 

 

HOY NO ES DÍA DE DECISIONES | Jeff Foster

Blog 0176 Hoy No Es Dia de Decisiones Jeff Foster Ph Joshua Rawson Harris

Hoy no es día de Decisiones.

Hoy es un día para la Curiosidad.

*

Hoy es un día para mantenerte cerca del momento,

respirando,

sintiendo todas las sensaciones en tu cuerpo,

observando cómo da vueltas la mente tratando de tener el control,

tratando de adivinar el futuro.

*

Detente.

Respira.

Sal de la historia de “Tengo que elegir algo en este momento”.

Suelta toda esa presión absurda.

Haz desaparecer el tiempo.

*

No califiques esta ‘indecisión’.

Tu estrés es tu intento de adelantar este momento,

ésta presente escena en la película de tu vida (de ‘incertidumbre’)

hacia una futura escena de certeza, descanso y respuestas.

*

¿La invitación?

Encuentra descanso justo donde estás.

Sé aquí.

Pon atención a la presente escena, a este momento lleno de vida.

Haz amistad con la incertidumbre, con el no-saber, con el asombro.

*

Permite que todas las imágenes,

pensamientos,

recuerdos,

obsesiones,

voces en la mente

surjan,

pervivan un rato,

y desaparezcan cuando estén listas para irse.

*

Sabe que no son lo que tú eres.

Sabe que no es la mente la que te llevará hasta las respuestas reales.

*

En determinado momento,

simplemente sabrás qué hacer.

O te verás a ti mismo haciéndolo,

sin ningún esfuerzo.

*

En determinado momento,

tal vez hoy,

tal vez mañana,

tal vez la siguiente semana,

la confusión desaparecerá

y la acción tomará su lugar.

*

Siempre ha sido así.

Siempre lo será.

*

La ilusión más grande de todas es que tú tienes el control.

Confía en el camino que te conduce hacia las decisiones.

No luches con el momento.

No puedes comprender lo que será ‘allá’ desde aquí.

*

A veces, las verdaderas respuestas surgen

cuando a nuestras preguntas

les damos espacio para respirar.

¬Jeff Foster

Photo by Joshua Rawson Harris  /  Unsplash

***

.

¿Quién Eres sin tu Historia Espiritual? | Jeff Foster

Blog QuienEresSinTuHistoria pic Matthew Hamilton

 

Por favor, no me hables de ‘Consciencia Pura’

o de ‘Vivir en lo Absoluto’.

Quiero ver cómo tratas a tu pareja,

a tus hijos, a tus padres, a tu preciado cuerpo.

Por favor, no me des sermones de ‘la ilusión del yo separado’

 o cómo lograr felicidad en solo 7 días.

Quiero sentir un calor genuino que irradie de tu corazón.

Quiero escuchar lo bien que escuchas,

cómo te abres a la información que no se ajusta a tu filosofía personal.

Quiero ver cómo tratas a quienes no están de acuerdo contigo.

No me digas lo despierto que estás, lo libre que estás del ego.

Quiero conocerte por debajo de las palabras.

Quiero saber cómo eres cuando te encuentras en problemas.

Si puedes admitir tu dolor plenamente sin pretender ser invulnerable.

Si puedes sentir tu ira sin dar paso a la violencia.

Si puedes permitir la entrada a tu dolor sin volverte su esclavo.

Si puedes sentir tu vergüenza sin humillar a los demás:

Si puedes fastidiarlo todo, y admitirlo.

Si puedes decir ‘lo siento’, desde tu corazón.

Si puedes ser plenamente humano en tu gloriosa divinidad.

No me hables de tu espiritualidad, amigo.

Realmente no estoy tan interesado.

Solo quiero conocerte a TI.

Conocer tu misterioso corazón.

Conocer al hermoso humano que lucha por la luz.

Antes de ‘la persona iluminada’.

Antes de cualquier palabra ingeniosa.

Jeff Foster

* Tomado del Blog: La Danza de la Nada
** Imagen: Matthew Hamilton / Unsplash

<<<>>>