ÁMATE A TI MISMO TAL COMO ERES  | Melody Beattie

Blog 0198 Amate a ti mismo Melody Beattie Ph Asdrubal Luna

Una de las cosas más tontas que hacemos para lidiar con la vida es devaluarnos a nosotros mismos cuando nos suceden cosas malas.

Podríamos haber experimentado mucho dolor mientras Sigue leyendo

Gratitud | Melody Beattie

Blog 0160 Gratitud sc

Aprendemos la mágica lección

de que aprovechar lo que tenemos

lo convierte en más grande.

 

Más allá de la codependencia,

no digas gracias hasta que lo sientas.

 

Dale gracias a Dios, a la Vida y al Universo

por todas las personas

y las cosas que te han sido enviadas.

 

La gratitud nos abre a la plenitud de la vida.

 

Convierte lo que tenemos en suficiente, y más.

Convierte la negación en aceptación,

el caos en orden,

la confusión en claridad.

 

Puede convertir una comida en un festín,

una casa en un hogar,

un extraño en un amigo.

Convertir los problemas en regalos,

los fracasos en éxitos,

lo inesperado en el momento preciso,

y los errores en sucesos importantes.

 

Puede convertir una existencia en una vida verdadera,

y situaciones sin conexión entre sí

en importantes y benéficas lecciones.

 

La gratitud le da sentido a nuestro pasado,

nos trae paz para hoy

y crea una visión del mañana.

 

La gratitud corrige las cosas.

La gratitud convierte la energía negativa en energía positiva.

 

No hay situación o circunstancia

tan pequeña o tan grande

que no sea susceptible al poder de la gratitud.

 

Podemos empezar por quiénes somos

y por lo que tenemos hoy,

aplicar gratitud

y, luego, dejar que obre su magia.

 

No digas gracias hasta que lo sientas.

Si lo dices durante el tiempo suficiente,

llegarás a creerlo.

 

¬ Melody Beattie

 

<<<>>>

 

 

.

SOY RESPONSABLE DE MI PERSONA | Melody Beattie

Blog Soy Responsable de Mi Persona

El cuidado de uno mismo es una actitud hacia nosotros y hacia nuestras vidas que dice:

>> Soy Responsable de mi Persona <<

Tengo la responsabilidad no sólo de vivir mi vida, sino de conducirla.

Tengo la responsabilidad de atender mi bienestar espiritual,

emocional, físico y económico.

Tengo la responsabilidad de identificar mis necesidades y satisfacerlas.

Tengo la responsabilidad de solucionar mis problemas,

o de aprender a vivir con aquellos que no puedo resolver.

Soy responsable por las elecciones que hago.

Soy responsable de lo que doy y de lo que recibo.

También soy responsable de fijar mis metas y de cumplirlas.

Soy responsable de qué tanto disfruto de la vida,

por la cantidad de placer que encuentro en las actividades cotidianas.

Soy responsable por amar a alguien y por la manera en que expreso ese amor.

Soy responsable de lo que hago a los demás y por lo que permito que los otros me hagan.

Soy responsable de mis necesidades y deseos.

Toda mi persona, todo aspecto de mi ser, es importante.

¡Yo cuento!  ¡Yo importo!

Se puede confiar en mis sentimientos.

Mi manera de pensar es apropiada.

Valoro mis necesidades y deseos.

No merezco ni toleraré el abuso ni el maltrato constante.

Tengo derechos, y es mi responsabilidad reclamar esos derechos.

Las decisiones que tomo y la manera como me conduzco reflejarán mí alta autoestima.

Mis decisiones tomarán en cuenta las responsabilidades que tengo para conmigo mismo.

<<<>>>

¬Melody Beattie

Libro: Ya No seas Codependiente

 

<<<>>>

 

** Imagen: Sam Burris  / Unsplash

 

 

<<<>>>

Disculpas | Melody Beattie

 

 

A veces actuamos de una manera que nos deja incómodos. Eso es humano. Por eso tenemos las palabras: “Lo siento”. Curan y cierran la brecha.

Pero no tenemos por qué decir “lo siento” si no hemos hecho nada mal.

Una sensación de vergüenza puede llevarnos a disculparnos de todo lo que hacemos, de cada palabra que decimos, por estar vivos y ser como somos.

No tenemos por qué pedir disculpas por cuidar de nosotros mismos, por manejar nuestros sentimientos, por fijar límites, por divertirnos o porque nos estamos curando.

No tenemos que cambiar nunca de rumbo, si éste es el que más nos conviene, pero a veces una disculpa general reconoce otros sentimientos y puede ser útil cuando no están claras las cosas en una relación.

Podemos decir: “Siento mucho el pleito que tuvimos. Siento mucho que te haya lastimado con lo que tuve que hacer para cuidarme a mí mismo; no tenía la intención de que así fuera”.

Una vez que pedimos una disculpa, no tenemos que seguirla repitiendo. Si alguien quiere seguirnos sacando una disculpa por el mismo incidente, eso es asunto de esa persona y no tenemos por qué dejarnos enganchar.

Podemos aprender a tomar seriamente nuestras disculpas y a no darlas cuando no sean válidas. Cundo nos sintamos bien con nosotros mismos, sabremos cuando es momento de decir que lo sentimos y cuando no.

Melody Beattie*

Libro: El Lenguaje Del Adiós

<<<>>>

DEJA IR LA URGENCIA | Melody Beattie

Blog DejaIrLaUrgencia

 

¡Una cosa a la vez!

Eso es todo lo que tenemos que hacer.

No dos cosas a la vez, sino una cosa hecha en paz.

Una tarea a la vez.

Un sentimiento a la vez.

Un día a la vez.

Un problema a la vez.

Un paso a la vez.

Un placer a la vez.

¡Relájate! Deja ir la urgencia.

Empieza calmadamente ahora.

Toma una sola cosa a la vez.

Cuando tengas dudas haz primero lo primero.

¿Ves cómo todo se arregla?

Melody Beattie

*Libro: El Lenguaje del Adiós

El contenido de este párrafo es contundente. ¡Un día a la vez!  instrucción clara y precisa para aplicar en cualquier circunstancia de tu vida: Al separarte de tu pareja; cuando alguien amado muere; cuando tienes una enfermedad; antes de tomar una decisión de vida; durante tu proceso de sanación emocional… Lo más importante para mí es que en cada “uno a la vez”, sea cual sea, prevalezca el amor a ti misma y haya paz en tu Corazón y en tu mente.

Patricia Anaya

FORTALEZA | Melody Beattie

Blog 0048 Fortaleza sc

 

No siempre tenemos que ser fuertes para ser fuertes.

A veces, nuestra fortaleza se expresa siendo vulnerables.

A veces, necesitamos deshacernos en pedazos para rehacernos, y seguir Sigue leyendo