PRESENCIA PLENA | Pablo Garmendia

Blog 0179 Presencia Plena Ph Andressa Voltolini

 

La vida es momento a momento.

Si precisas un momento para recordar, vívelo como el momento presente que es.

Si precisas un momento para planificar, vívelo como el momento presente que es. }

Y cuando atiendas tus tareas, hazlo con las seis puertas al momento presente, tus sentidos sensoriales y tu capacidad de atención.

Si sólo usas ésta última a nivel mental, estarás concentrada/o incluso absorta/o, pero no estarás en plena atención.

La plena atención implica las seis puertas, por eso se llama Presencia Plena.

 

Ver a través de los poros de los ojos.

Escuchar a través de los poros del oído y las orejas.

Tocar con los poros de la piel.

Degustar con los poros de la boca.

Oler con los poros de la nariz.

Comprender con los poros del cerebro.

 

Y si tú no respiras, ya que no produces la respiración, si tú no vives, puesto que no fabricas la Vida, ¿cómo estás tan convencida/o de que “tú” haces todo lo demás?.

La trascendencia no es una creencia, sino una constatación.

Déjate asombrar por “lo obvio”, y ya “verás”.

¬Pablo Garmendia

 

<<<>>>

 

Photo by Andressa Voltolini  / Unsplash

 

 

.

 

Anuncios

¡RESPIRA, ESTÁS VIVO!  |  Thich Nhat Hanh

Blog 0158 Respira Estas Vivo Pic Elyssa Zornes

 

Hay muchas técnicas de respiración que pueden ayudarte a vivir más intensamente y más contento.

El primer ejercicio es muy sencillo.

 

Mientras inhalas dices:

“Al inhalar, sé que estoy inhalando”.

Luego exhalas y te dices:

“Al exhalar, sé que estoy exhalando”.

Nada más.

 

Reconoces que la inhalación es una inhalación y que la exhalación es una exhalación.

Ni siquiera tienes que repetir toda la frase; basta con decir: “inhalando” y “exhalando”.

Esta técnica te puede ayudar a concentrarte en la respiración.

A medida que practicas, tu respiración se va calmando y se dulcifica, lo mismo pasa con tu mente y tu cuerpo. No es un ejercicio difícil. Basta un par de minutos para que empieces a sentir los efectos de la meditación.

La inhalación y la exhalación son muy importantes, y muy agradables también. La respiración conecta el cuerpo y la mente. A veces, la mente está distraída en cualquier cosa, mientras el cuerpo hace otra; nuestra mente y muestro cuerpo no están en armonía.

Al concentrarnos en la respiración, en la inhalación y la exhalación, reconectamos el cuerpo con la mente y recuperamos la plenitud. La respiración consciente es un puente importante.

Para mí, la respiración es una alegría de la que no puedo prescindir. Todos los días practico la respiración consciente en mi pequeña sala de meditación en la que tengo pegada esta frase caligrafiada:

“¡Respira, estás vivo!”

Basta con respirar y sonreír para hacernos muy felices, porque cuando respiramos conscientemente recuperamos la plenitud y nos conectamos totalmente con la vida en el momento presente.

<<<>>>

¬ Thich Nhat Hanh

Libro: La paz está en cada paso

 

** Photo by Elyssa Zornes  / Unsplash

 

 

.