LIBERTAD Y RESPONSABILIDAD | Osho

La libertad tiene dos partes, y si sólo tienes una de sus partes, una sola parte, sentirás libertad mezclada con tristeza. De manera que tienes que comprender toda la psicología de la libertad.

La primera parte es la libertad de liberarse de la nacionalidad, de cierta iglesia, de cierta raza, de cierta ideología política. Esta es la primera parte de la libertad, la base de la libertad. Siempre es de algo.

Una vez que hayas logrado esta libertad, te sentirás muy ligero y muy bien y muy feliz. Y, por primera vez, empezarás a deleitarte en tu propia individualidad, porque tu individualidad estaba tapada por todas esas cosas de las que te has liberado.

Pero esto es sólo la mitad. Y entonces vendrá la tristeza, porque falta la otra mitad. Ya se ha logrado la libertad de, pero ¿libertad para qué?

La libertad en sí misma no tiene sentido a menos que sea libertad para algo, algo creativo: libertad para esculpir, libertad para bailar, libertad para crear música, poesía, pintura. A menos que tu libertad se convierta en una realización creativa, te sentirás triste. Porque verás que eres libre: tus cadenas están rotas, ya no llevas esposas, ya no llevas ninguna cadena, no tienes ninguna prisión, estás bajo la noche estrellada, completamente libre. Pero ¿a dónde ir? ….

Entonces llega una tristeza repentina. ¿Qué camino elegir?

Hasta ahora no se planteaba la cuestión de ir a alguna parte: estabas preso. Toda tu consciencia se concentraba en cómo liberarse, tu única ansiedad era cómo liberarte.

Ahora que eres libre, hay que afrontar un nuevo tipo de problema. ¿Qué hacer ahora que eres libre?

La libertad sola, en sí misma, no significa nada a menos que elijas un camino creativo. O profundizas más en la meditación para realizarte a ti mismo, o si tienes algún tipo de talento que no ha tenido ocasión de desarrollarse debido a tus grilletes. No podías componer música porque tenías las manos encadenadas, no podías bailar porque tus pies estaban encadenados. Si tienes talento para bailar, sé un bailarín. Entonces tu libertad es completa, entonces el círculo está completo.

Libertad «de» y libertad «para» es un dilema al que se enfrenta toda persona que primero lucha por la libertad y luego de pronto descubre: «Ahora que soy libre, ¿qué voy a hacer?». Hasta ese momento, estaba muy ocupada, muy afanada, muy atareada. Incluso en sueños pensaba sólo en la libertad. Y nunca se había planteado qué iba a hacer cuando la alcanzara.

Pero es necesario algo más. Tienes que volverte un creador. Tienes que encontrar alguna creatividad que colme tu libertad, de lo contrario tu libertad está vacía. Necesitas crear algo o descubrir algo. Actualiza tu potencial o entra en ti para encontrarte a ti mismo, pero haz algo con tu libertad. La libertad es tan solo una oportunidad para ti. No es el objetivo en sí misma. Simplemente te da toda la oportunidad de hacer lo que quieras hacer. Cuando eres libre y te sientes triste, es porque todavía no has usado esta oportunidad.

La meditación estará bien, la música estará bien, la escultura estará bien, el baile estará bien, el amor estará bien. Pero haz algo con tu libertad. No te quedes sentado con tu libertad, de lo contrario te entristecerás…

Pero recuerda algo fundamental para toda la cuestión de la libertad: la responsabilidad y la libertad van juntas. Si no quieres responsabilidad, tampoco puedes tener libertad. Ambas llegan juntas o ambas se van juntas.

Habías soñado con la libertad sin pensar nunca que le seguiría una gran responsabilidad. Tienes libertad, pero no has cumplido con la responsabilidad. Por eso permanece en torno a ti la tristeza. Eres absolutamente capaz de deshacer esta tristeza. Si fuiste capaz de deshacer tu esclavitud, tus cadenas, con seguridad eres capaz de ser creativo. Si fuiste capaz de deshacer las prisiones, con certeza puedes hacer, crear algo bello.

Mi propia experiencia es que, a menos que de alguna manera te vuelvas un creador, tu vida permanecerá vacía y triste. Las únicas personas dichosas son las creadoras. Puede que sea simplemente la creación de más consciencia, más experiencia de la verdad, la consciencia, la dicha. Puede que sea simplemente un mundo interior de creatividad o puede que sea algo externo. Pero la libertad tiene que volverse responsable, positiva.

Tu libertad todavía es negativa. Es bueno que hayas salido de la prisión, pero no es suficiente. Ahora tiene que ganarte el pan. Hasta ahora te estaban suministrando el pan. Con las cadenas, te estaban suministrando un cobijo, te estaban dando ropa…

La libertad significa que tendrás que ser responsable de cada acto, de cada respiración; serás responsable de todo lo que hagas o no hagas.

La gente en realidad le tiene mucho miedo a la libertad, aunque hable de ella. Pero mi propia experiencia es que muy pocas personas quieren realmente la libertad, porque en el subconsciente saben que la libertad traerá consigo muchos problemas que no están dispuestos a afrontar. Es mejor permanecer en un aprisionamiento confortable.

Tendrás que disipar la oscuridad de la tristeza; de lo contrario, tarde o temprano, entrarás en alguna prisión. No puedes seguir sobre cargándote de tristeza. Antes de que la carga sea excesiva y te haga retroceder a alguna esclavitud, cambia toda la situación siendo una persona creativa. Descubre cuál es tu alegría en la vida, qué te gustaría crear, qué te gustaría ser, qué quieres que sea lo que te defina.

¬Osho

Libro: Libertad. La valentía de ser tú mismo

Photo by Silvia Rita /Pixabay

***

.

LA MUJER | Osho

Si no eres capaz de respetar a las mujeres, no podrás respetar a nadie, porque procedes de una mujer.

La mujer te ha gestado durante nueve meses, luego te ha dado todos los cuidados, te ha amado durante años.

Y luego nuevamente… no puedes vivir sin una mujer.

Ella es tu consuelo, tu calor.

La vida es muy fría; la mujer se convierte en tu calor.

La vida carece de inspiración; la mujer se convierte en tu inspiración.

La vida es muy aritmética; la mujer se convierte en tu poesía.

Ella le da gracia a tu vida.

Ella te cuida.

Ella te ama, ella sigue amándote, tremendamente, totalmente.

¬Osho

Photo by Mel Elias /Unsplash

***

.

LIBERTAD | Osho

Blog 0187 Libertad Osho - Ph Brian Mann

 

Cuando te digo que eres libre,

quiero decir que eres responsable.

<>

No puedes echarle encima la responsabilidad

a nadie más,

estás solo.

<>

Y hagas lo que hagas,

es tu obra.

<>

No puedes decir que alguien te ha obligado a hacerlo,

porque eres libre;

¡nadie puede obligarte!

<>

Como eres libre,

es tu decisión hacer algo o no hacerlo.

<>

Con la libertad viene la responsabilidad.

Libertad es responsabilidad

¬Osho

<<<>>>

 

Photo by Brian Mann / Unsplash

EL MUNDO ES COMO TÚ ERES | Osho

Blog 0185 El Mundo Es Como Tu Eres Osho Ph JohannesPlenio

 

El mundo es como tú eres.

Si tu eres complicado, es complicado.

Si tú eres simple, es muy simple.

En otras palabras, tú eres el mundo.

 

La mente lo complica todo. Incluso la cosa más simple se vuelve complicada por la sencilla razón de que la función de la mente es luchar contra las complejidades y conquistar tierras que ella misma ha proyectado.

 

Pero, para el corazón, todo es simple.

Simplemente toma el mundo tal como es.

 

Y si profundizas un poco más, para el ser, incluso la palabra “simplicidad” es demasiado complicada.

 

Las cosas son como son.

 

Y, en esa experiencia, la existencia se convierte en tu hogar; no en una lucha por resolver problemas, no en una tormenta de emociones, sino en un lugar para descansar y relajarse, y dejar que las cosas sean como son.

 

¬Osho

*Libro: No te cruces en tu camino: No puedes evitar ser quien eres.

LA CAPACIDAD DE ESTAR SOLO | Osho

Blog 0164 La capacidad de estar solo

 

La capacidad de estar solo es la capacidad de amar.

 

Puede que te parezca paradójico, pero no lo es. Es una verdad existencial; sólo aquellas personas que son capaces de estar solas son capaces de amar, de compartir, de llegar a lo más profundo de la otra persona; sin poseer a la otra persona, sin depender de ella, sin reducirla a una cosa, y sin volverse adictos a ella. Permiten que la otra persona tenga total libertad porque saben que si se marcha, ellos seguirán siendo tan felices como son ahora. La otra persona no puede arrebatarles su felicidad, porque no es quien se la dio.

 

Entonces, ¿Por qué quieren estar juntos?

 

Ya no se trata de una necesidad; se trata de un lujo. Intenta comprenderlo. Las personas autenticas se aman porque es un lujo, no una necesidad. Disfrutan compartiendo; tienen mucha alegría, les gustaría derramarla en alguien más. Y saben cómo interpretar su vida como solistas.

 

El solista de flauta sabe cómo disfrutar a solas de su flauta. Y si por casualidad se encuentra con un guitarrista, un solista de cuerdas, disfrutarán tocando juntos y creando una armonía entre flauta y cuerda.

 

Ambos disfrutarán: ambos derramarán su riqueza en la otra persona.

 

¬Osho

 

<<<>>>

 

 

.

¿Qué es el Coraje? | Osho

Blog 0161 Que es el Coraje Pic Jake Melara sc

 

En principio no hay mucha diferencia entre una persona cobarde y una valiente.

 

La única diferencia es que el cobarde escucha sus miedos y se deja llevar por ellos, mientras que la persona valiente los aparta y continúa su camino. La persona valiente se adentra en lo desconocido a pesar de todos los miedos.

 

Valentía es adentrarse en lo desconocido a pesar de todos los miedos. La valentía no es falta de miedo. La falta de miedo surge cuando cada vez te vuelves más valiente. La falta de miedo es la experiencia absoluta de la valentía; es la fragancia de la valentía cuando ésta es absoluta.

 

Pero, en principio, no hay tanta diferencia entre una persona cobarde y una valiente.

 

La única diferencia es que el cobarde presta atención a sus miedos y se deja llevar por ellos, mientras que la persona valiente los aparta y sigue su camino. La persona valiente se adentra en lo desconocido a pesar de todos sus miedos. Conoce el miedo, sabe que está ahí.

 

Cuando te adentras en un mar desconocido, como hizo Colón, tienes miedo, un miedo terrible, porque nunca sabes lo que puede suceder. Abandonas la orilla de la seguridad. En cierto sentido, estabas perfectamente, pero te faltaba una cosa: la aventura. Te emociona adentrarte en lo desconocido. El corazón empieza a latir de nuevo, estás vivo de nuevo, totalmente vivo. Todas las células de tu ser están vivas porque has aceptado el desafío de lo desconocido.

 

Aceptar el desafío de lo desconocido, a pesar de todos los miedos, es valentía. Los miedos están ahí pero, si sigues aceptando el reto, poco a poco, esos miedos irán desapareciendo.

 

La experiencia de felicidad que nos produce lo desconocido, el gran éxtasis que empieza a suceder con lo desconocido, te vuelve más fuerte, te da integridad, agudiza tu inteligencia. Por primera vez, empiezas a sentir que la vida no es sólo aburrimiento, sino aventura. Después, poco a poco irán desapareciendo los miedos y siempre estarás buscando alguna aventura.

 

Pero, básicamente, la valentía es arriesgar lo conocido por lo desconocido, lo familiar por lo no familiar, lo cómodo por lo incómodo, una ardua peregrinación a un destino desconocido. Uno nunca sabe si será capaz de conseguirlo o no. Es apostar, y sólo los jugadores saben lo que es la vida.

¬ Osho

 

<<<>>>

 

.

Amarse A Uno Mismo | Osho

Blog Amarse a Uno Mismo - Drew Coffman

 

Si no te amas a ti mismo nunca podrás amar a alguien más. Si no puedes tratarte amorosamente no puedes tratar amorosamente a los demás. Es psicológicamente imposible. Cualquiera que sea la manera en que estás contigo, así estás con los otros. Esta es una idea básica, acéptala.

 

Si te odias a ti mismo odiarás a otros; y te han enseñado a odiarte. Nunca alguien te ha dicho, “¡Ámate a ti mismo!”. La misma idea parece absurda: ¿amarse a uno mismo? La misma idea no tiene sentido: ¿amarse a uno mismo? Siempre pensamos que para amar uno necesita a alguien más. Pero si no lo aprendes contigo no podrás practicarlo con otros.

 

Te han dicho, condicionándote constantemente, que tú no tienes ningún valor. De todas las maneras posibles te han dicho, te han demostrado, que eres indigno, que no eres lo que deberías ser, que no eres aceptado así como eres.

 

Hay muchos “deberías” que pesan sobre tu cabeza, y esos “deberías” son casi imposibles de satisfacer. Y cuando no puedes satisfacerlos, cuando no cumples esos objetivos, te sientes condenado. Un odio profundo surge hacia ti.

 

El primer paso es: Acéptate como eres; suelta todos los “deberías”. ¡No lleves ningún “debería” en tu corazón! Tú no debes ser alguien diferente; no se espera que hagas algo que no es propio de ti. Sólo has de ser tú mismo. Relájate y sólo sé tú mismo. Sé respetuoso con tu individualidad, y ten el valor de plasmar tu propia firma. No sigas copiando las firmas de otros.

 

Cuando no estás intentando convertirte en alguien más, entonces simplemente te relajas; entonces surge la gracia. Entonces te llenas de grandeza, esplendor, armonía… ¡porque entonces no hay conflicto! Ningún lugar a dónde ir, nada por qué luchar, nada que forzar, que imponer sobre ti violentamente. Te vuelves inocente.

 

En esa inocencia sentirás compasión y amor por ti. Te sentirás tan feliz contigo mismo que incluso si Dios viene y golpea a tu puerta y dice: “¿Te gustaría convertirte en alguien diferente?”, tú dirás: “¿Te has vuelto loco? ¡Soy perfecto! Gracias, pero no cambies nada de mí; soy perfecto como soy”.

 

Si vas a ver una pintura de Picasso y dices: “Esto está mal y eso está mal, y este color debería haber sido de esta manera”, estás negando a Picasso. Cuando dices: “Yo debería ser así”, estás intentando perfeccionar a Dios. Estás diciendo: “Metiste la pata; yo debería haber sido así, ¿y tú me has hecho así?”. Estás intentando perfeccionar a Dios. No es posible. Tu lucha es inútil, estás condenado al fracaso.

 

Y cuanto más fallas, más odias. Cuanto más fallas, te sientes más condenado. Cuanto más fallas, te sientes más impotente. Y de este odio, impotencia, ¿cómo puede surgir la compasión? La compasión surge cuando estás perfectamente centrado en tu ser. Tú dices: “Sí, así es como soy”. No tienes ideales que satisfacer. ¡Y de inmediato la plenitud comienza!

 

Las rosas florecen tan maravillosamente porque no están intentando convertirse en lotos. Y los lotos florecen tan maravillosamente porque no han oído historias de otras flores. Todo en la naturaleza marcha tan maravillosamente en armonía, porque nadie está intentando competir con alguien más, nadie está intentando convertirse en algún otro. Todo es como debe ser.

 

¡Sólo comprende este punto! Sólo sé tú mismo y recuerda que no puedes ser nada más, por más que lo intentes. Todo esfuerzo es vano. Sólo tienes que ser tú mismo.

 

Existen solamente dos caminos. Uno es rechazándote, pero tú seguirás siendo el mismo; o condenándote, pero tú seguirás siendo el mismo. El otro es aceptándote, entregándote, gozando, deleitándote, pero también tú seguirás siendo el mismo. Tu actitud puede ser diferente, pero tú siempre serás la persona que eres. Pero una vez que te aceptas, surge la plenitud.

Osho

 

<<<>>>

 

** Imagen: Drew Coffman / Unsplash

 

<>

 

 

Aceptación Total | Osho

Blog 0133 Aceptacion Total sc

Durante tan sólo veinticuatro horas, prueba lo siguiente:

Aceptación Total

suceda lo que suceda.

 

Si alguien te insulta, acéptalo, no reacciones y observa lo que ocurre. De repente notarás que fluye en tu interior una energía que nunca antes habías notado.

 

Cuando te sientes débil y alguien te insulta, te molestas y empiezas a pensar de qué manera tomarás venganza; esa persona te ha atrapado y, en adelante, no harás otra cosa que darle vueltas y más vueltas. Durante días, noches e incluso años, no podrás dormir y tendrás pesadillas. Hay gente capaz de desperdiciar toda su vida por una nimiedad insignificante, como que alguien le haya insultado.

 

Basta con volver la vista hacia tu pasado para recordar unas cuantas cosas. Cuando eras un chiquillo, el maestro te llamó idiota en clase y todavía lo recuerdas con rencor. Tu padre dijo algo, pero tus padres lo han olvidado y no logran recordarlo ni aunque tú se lo recuerdes. Tu madre te lanzó determinada mirada y desde entonces te ha acompañado la herida, que sigue abierta, en carne viva, y explotarás con sólo que alguien la roce.

 

No dejes que la herida se extienda, no permitas que te esclavice. Busca las raíces; acércate al Todo.

 

Durante veinticuatro horas –sólo veinticuatro horas–

trata de no reaccionar,

de no rechazar nada…

pase lo que pase.

 

Si alguien te empuja y te derriba, ¡cáete! Luego levántate y vete a casa. No hagas nada al respecto. Si alguien te agrede, inclina la cabeza y acéptalo con gratitud. Vete a casa, no hagas nada; aunque sólo sea durante veinticuatro horas, y experimentarás un arrebato de energía que nunca antes habías conocido: una nueva vitalidad que surge de las raíces, y una vez que la hayas conocido, una vez que la hayas experimentado, tu vida cambiará.

 

Luego te reirás de todas las tonterías que venías haciendo: de todos los rencores, reacciones y venganzas con las que te habías estado destruyendo.

 

Nadie puede destruirte salvo tú.

Nadie puede salvarte excepto tú.

¬Osho

♦♦♦

NO POSEAS… | Osho

 

Blog 0118 No Poseas

 

No te vuelvas un poseedor de personas ni de cosas,

tómalas simplemente como un Don del Universo cuando están disponibles;

cuando no están disponibles, disfruta la libertad.

<>

¡Cuando tengas algo, disfrútalo;

cuando no lo tengas, disfruta no teniéndolo:

esto también tiene su propia belleza…

<>

si tienes un palacio donde vivir, ¡disfrútalo!

 si no lo tienes, entonces disfruta una choza,

y la choza se vuelve un palacio.

<>

El disfrutar es lo que marca la diferencia,

entonces, vive bajo un árbol y disfrútalo..

no te pierdas el árbol y las flores y la libertad…

y los pájaros y el aire y el Sol.

<>

Y cuando estás en un palacio, no te lo pierdas…

disfruta el mármol y los candelabros.

<>

Disfruta allí donde estés y no poseas nada.

Nada nos pertenece.

Venimos al mundo con las manos vacías;

y nos vamos del mundo con las manos vacías.

El mundo es un don, así que disfrútalo mientras está allí.

<>

Y recuerda…

el Universo siempre, siempre te da lo que necesitas.

¬ Osho

 

<<<>>>

 

.

 

 

MOMENTOS VACÍOS | Osho

blog-momentos-vacios

Las actitudes son nuestras creaciones,

son nuestros prejuicios, nuestras invenciones.

La vida no es creada por nosotros;

al contrario, nosotros somos sólo ondas en el lago de la vida.

¿Qué clase de actitud puede tener una ola con respecto al océano?

¿Qué tipo de actitud puede tener

una hoja de hierba hacia la Tierra, la Luna, el Sol o las estrellas?

Todas las actitudes son egoístas, todas las actitudes son estúpidas.

La vida no es una filosofía, no es un problema; es un misterio.

Tienes que vivirla, no de acuerdo a cierto patrón de conducta,

no de acuerdo a un condicionamiento,

de acuerdo con lo que te han contado sobre ella.

Tienes que empezar de nuevo, desde cero.

No me interesa saber lo que haces para vivir.

Quiero saber cuál es tu dolor

y si estás dispuesto a soñar

para encontrar el anhelo de tu corazón.

No me interesa saber qué edad tienes.

Quiero saber si arriesgarás parecer un tonto, por amor,

por tus sueños, por la aventura de estar vivo.

No me interesa saber que planetas circundan tu luna.

Quiero saber si has tocado el centro de tu propia tristeza,

si has estado abierto a las traiciones de la vida,

o si te has vuelto marchito y cerrado por miedo a más dolor!

Quiero saber si te puedes sentar con el dolor, tuyo o mío,

sin moverte para esconderlo, disminuirlo o arreglarlo.

Quiero saber si puedes estar con la alegría, tuya o mía

y si puedes bailar libremente y dejar que el éxtasis

te llene desde las puntas de los dedos de tus manos

y hasta los pies, sin advertirnos ser cuidadosos

o realistas o recordar las limitaciones de ser humano.

No me interesa si la historia que me cuentas es cierta.

Quiero saber si puedes desilusionar a otros

por ser sincero contigo mismo; si puedes soportar

la acusación de la traición, sin traicionar tu propia alma.

Quiero saber si puedes ser fiel,

y por lo tanto ser digno de confianza.

Quiero saber si puedes ver la belleza,

aun cuando cada día no sea hermoso…

Quiero saber si puedes vivir el fracaso,

tuyo o mío.

Y aún así, pararte en la orilla de un lago

y gritarle a la luna plateada… ¡Si!

No me interesa saber dónde vives, o cuánto dinero tienes.

Quiero saber si te puedes levantar

después de una noche de dolor y desesperación,

abatido hasta los huesos,

y hacer lo que necesita ser hecho para los niños.

No me interesa saber quién eres, o cómo llegaste aquí.

Quiero saber si te puedes parar conmigo

en el centro del fuego y no retroceder.

No me interesa dónde, qué, o con quién has estudiado.

Quiero saber si te sostienes desde adentro

cuando todo se cae a tu alrededor.

Quiero saber si puedes estar solo contigo mismo.

Y si verdaderamente disfrutas la compañía

que mantienes en tus momentos vacíos.

                                                                                      Osho

<<<>>>