AMAR | Xavier Villaurrutia

Amar es una angustia, una pregunta,

una suspensa y luminosa duda;

es un querer saber todo lo tuyo

y a la vez un temor de al fin saberlo.

*

Amar es reconstruir, cuando te alejas,

tus pasos, tus silencios, tus palabras,

y pretender seguir tu pensamiento

cuando a mi lado, al fin inmóvil, callas.

*

Amar es una cólera secreta,

una helada y diabólica soberbia.

*

Amar es no dormir cuando en mi lecho

sueñas entre mis brazos que te ciñen,

y odiar el sueño en que, bajo tu frente,

acaso en otros brazos te abandonas.

*

Amar es escuchar sobre tu pecho,

hasta colmar la oreja codiciosa,

el rumor de tu sangre y la marea

de tu respiración acompasada.

*

Amar es absorber tu joven savia

y juntar nuestras bocas en un cauce

hasta que de la brisa de tu aliento

se impregnen para siempre mis entrañas.

*

Amar es una envidia verde y muda,

una sutil y lúcida avaricia.

*

Amar es provocar el dulce instante

en que tu piel busca mi piel despierta;

saciar a un tiempo la avidez nocturna

y morir otra vez la misma muerte

provisional, desgarradora, oscura.

*

Amar es una sed, la de la llaga

que arde sin consumirse ni cerrarse,

y el hambre de una boca atormentada

que pide más y más y no se sacia.

*

Amar es una insólita lujuria

y una gula voraz, siempre desierta.

Pero amar es también cerrar los ojos,

dejar que el sueño invada nuestro cuerpo

como un río de olvido y de tinieblas,

y navegar sin rumbo, a la deriva:

porque amar es, al fin, una indolencia.

¬Xavier Villarurutia

Photo by James Resly /Unsplash

***

.

Anuncios

La Psique Sabe cómo Curar, pero Duele | Joseph Campbell

Blog 0111 La Psique Sabe Curar Pero Duele

 

La pérdida de un amor y el dolor de una relación rota es una sobre carga de proyección. Es todo lo que es. En la juventud de nuestra vida entera es este sueño maravilloso se “Esto Es”: esta relación es la consumación de mi fantasía y no puedo imaginarme la vida de otro modo.

Ningún argumento puede embotar este sentimiento de proyección total, de todo en el otro. Supongo que todos podemos recordar un episodio de una relación adolescente que parecía serlo todo-en-todo y después se destruyó por algún motivo.

Cuando una relación se corta, a una persona le lleva un tiempo calmarse y volver a enfocar. Es después de la ruptura, cuando no hay nada nuevo todavía, y la vida ha sido despojada de todo su potencial, que tiene lugar esta reacción dolorosa. Para algunos es un periodo peligroso.

La psique sabe cómo curar, pero duele.

A veces la cura duele más que la herida inicial, pero si uno puede sobrevivir, será más fuerte, porque ha encontrado una base de sustentación más amplia. Cada compromiso es un estrechamiento, y cuando ese compromiso falla, es preciso volver a una base más amplia y tener la fuerza de sostenerse en ella.

Puede parecer un desastre, pero debes hacerle frente como si fuera una oportunidad, un desafío. Si pones amor en ese momento, y no desaliento, encontrarás que ahí está la fuerza.

Joseph Campbell

<<<>>>