HUMANIDAD | Julio Cortázar

#Humanidad #Dignidad #Respeto #JulioCortazar #Cortazar

#SaludEmocional #Salud #Emocional #Emociones #Claves para #SerYSentirteMejor #Frase #19039

.

Anuncios

HUMILDAD | Gabriel García Márquez

#Respeto #Humildad #Servir #GabrielGarcíaMárquez #GarcíaMárquez

#SaludEmocional #Salud #Emocional #Emociones #Claves para #SerYSentirteMejor #Frase #19004

.

EL AMOR | Jiddu Krishnamurti

Blog 204 El amor Jiddu Krishnamurti

 

Cuando le preguntaron a Jiddu Krishnamurti:

 

¿Qué entiende usted por amor?

 

Él respondió:

Vamos a descubrir comprendiendo lo que el amor no es; porque, como el amor es lo desconocido, a él tenernos que allegarnos Sigue leyendo

RESPETAR TODOS LOS DESEOS | John Gray

 

Blog 0100 Respetar TodosLos Deseos

 

Para encontrar su verdadero yo, es esencial que usted reconozca y respete todos sus deseos. Aunque los deseos del alma son la base del éxito personal, es preciso respetarlos todos. Usted tiene distintas clases de deseos: los del alma, los de la mente, los del corazón y los del cuerpo.

La falta del éxito interior indica que uno no está en contacto con los deseos del alma. La falta de éxito exterior indica que uno no está en contacto con los deseos de la mente. Si usted no atrae lo que desea es porque no está cumpliendo los deseos del corazón, mientras que la enfermedad y la falta de vitalidad son señales de que está pasando por alto los deseos del cuerpo.

Permanecer en contacto con nuestros deseos y respetarlos nos ayuda a orientarnos en la vida y nos garantiza el éxito personal. Respetar un deseo no quiere decir que usted deba hacer algo al respecto. Cuando usted escucha y respeta sus deseos, éstos comienzan a volverse más armoniosos. Cuando un deseo sentido en un plano está en armonía con todos los demás planos, es un deseo verdadero.

Ninguna categoría de deseos es mejor que la otra. Los deseos del alma no son mejores que los de la mente, el corazón o el cuerpo. Son distintos, pero pueden coexistir y trabajar juntos.

La mejor manera de ganar la batalla es respetar cada uno de los cuatro planos del deseo: cuerpo, corazón, mente y alma. Permanecer en contacto con todos nuestros deseos nos da la oportunidad de identificar los verdaderos.

Sin embargo, hay doce actitudes que interfieren en el proceso de escuchar los deseos con el fin de descubrir los verdaderos.

Si tomamos conciencia de estas tendencias, seremos capaces de detectar la diferencia entre lo que creemos o parecemos desear y lo que deseamos de verdad.

Las doce actitudes principales que nos impiden sentir nuestros verdaderos deseos son las siguientes: venganza, apego, duda, racionalización, rebeldía, sumisión, huida, justificación, rechazo, retraimiento, conductas reactivas y sacrificio.

 

John Gray

Fuente: Blog de GeorginaMallafre

 

<<<>>>

CUANDO ME AME DE VERDAD | Charles Chaplin

Blog 0009 Cuando Me Ame De Verdad

 

Cuando me amé de verdad comprendí que, en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… Autoestima.

Cuando me amé de verdad pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… Autenticidad.

Cuando me amé de verdad dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama…Madurez.

Cuando me amé de verdad comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aun sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… Respeto.

Cuando me amé de verdad comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… Amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… Simplicidad.

Cuando me amé de verdad desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… Humildad.

Cuando me amé de verdad desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… Plenitud.

Cuando me amé de verdad comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… Saber Vivir.

Charles Chaplin