IDEALES | Albert Schweitzer

#Ideales #Metas #Guía #AlbertSchweitzer #Schweitzer

#SaludEmocional #Salud #Emocional #Emociones #Claves para #SerYSentirteMejor #Frase #19054

.

Anuncios

FLUIR | Sabiduría budista

#Fluir #Vida #Sabiduríabudista #Sabiduría #budista

#SaludEmocional #Salud #Emocional #Emociones #Claves para #SerYSentirteMejor #Frase #19051

.

ALEGORÍA DE LOS SIGNOS DEL ZODIACO | Martín Schulman

 Y fue por la mañana cuando Dios se encontró ante sus doce hijos y plantó la semilla de la vida humana en cada uno de ellos. Uno a uno, cada hijo se adelantó para recibir el don concedido.

A ti, Aries, te concedo mi semilla el primero, para que tengas el honor de plantarla. Que por cada semilla que plantes un millón más se multiplique en tu mano. No tendrás tiempo para ver crecer la semilla, pues cada cosa que plantes creará más, que tendrá que ser plantado.  Serás el primero en penetrar en el terreno de las mentes humanas con mi idea. Pero tu trabajo no consiste en alimentar la idea ni en cuestionarla. Tu vida es acción, y la única acción que yo te adscribo es la de empezar a hacer que los hombres cobren conciencia de mi creación. En compensación por tu buen trabajo, te concedo la virtud de la autoestima. Tranquilamente, Aries se retiró para volver a ocupar su lugar.

A ti, Tauro, te concedo el poder de convertir la semilla en sustancia. Tu trabajo es grande y requiere paciencia, pues debes terminar todo aquello que haya sido empezado, para que las semillas no se pierdan en el viento. Ni te cuestionarás ni cambiarás de idea en medio de tu trabajo, ni dependerás de otros para hacer lo que te pido que hagas. A cambio, te concedo el donde la fortaleza. Utilízala sabiamente. Y Tauro retrocedió para volver a ocupar su lugar.

A ti, Géminis, te entrego las cuestiones sin respuestas, para que puedas aportar a todos una comprensión de lo que el hombre ve a su alrededor. Nunca sabrás porqué los hombres hablan o escuchan, pero en tu búsqueda de las respuestas hallarás el don, que te concedo, del conocimiento. Y Géminis retrocedió para volver a ocupar su lugar.

A ti, Cáncer, te adscribo la tarea de enseñarles a los hombres lo que es la emoción. La idea que tengo sobre ti es que les hagas reír y llorar, de modo que todos ellos vean y piensen que la plenitud se desarrolla desde el interior. A cambio te concedo el don de la familia, para que tu plenitud pueda multiplicarse. Y Cáncer retrocedió para volver a ocupar su lugar.

A ti, Leo, te encargo la tarea de desplegar mi creación, en toda su brillantez ante el mundo. Pero debes llevar cuidado con el orgullo y recordar siempre que se trata de mi creación, y no de la tuya. Porque si olvidas eso, los hombres se burlarán de ti. Hay mucha alegría en el trabajo que te encargo si sabes hacerlo bien. A cambio te concedo el don del honor. Y Leo retrocedió para volver a ocupar su lugar.

A ti, Virgo, te pido que examines todo aquello que ha hecho el hombre con mi creación. Tienes que escudriñar agudamente sus formas y recordarle sus errores, de tal modo que, a través de ti, se pueda perfeccionar mi creación. A cambio de ello te concedo el don de la pureza de pensamiento. Y Virgo retrocedió para volver a ocupar su lugar.

A ti, Libra, te encargo la misión del servicio, para que el hombre sea consciente de sus deberes para con otros. Para que sepa lo que es la cooperación así como la habilidad para reflejar el otro lado de sus acciones. Te situaré allí donde haya desacuerdo y recompensaré tu esfuerzo con el don del amor. Y Libra retrocedió para volver a ocupar su lugar.

A ti Escorpio, te encargo una tarea muy difícil. Tendrás la habilidad para conocer las mentes de los hombres, pero no te permito hablar sobre aquello que hayas aprendido. En muchas ocasiones sentirás dolor por lo que ves, y en tu dolor te alejarás de mí, y olvidarás que no soy yo, sino la perversión de mi idea lo que está causando tu dolor. Verás tanto del hombre que llegarás a conocerlo como un animal, y lucharás tanto con sus instintos animales existentes en ti mismo, que perderás tu camino, pero cuando finalmente regreses a mi, Escorpio, te concederé el don supremo de la firmeza. Y Escorpio retrocedió para volver a ocupar su lugar.

A ti, Sagitario, te pido que hagas reír a los hombres porque, como consecuencia de su mala interpretación de mi idea, se sentirán amargados. Gracias a la risa darás esperanza al hombre, y gracias a la esperanza ellos volverán sus ojos hacia mí. Tocarás muchas vidas aunque sólo sea por breves instantes, y conocerás la inquietud en cada una de las vidas que toques. A ti, sagitario, te concedo el don de la abundancia infinita, para que puedas extenderla con la suficiente amplitud como para alcanzar cada rincón de oscuridad llevando la luz a él. Y Sagitario retrocedió para volver a ocupar su lugar.

 A ti, Capricornio, te pido la herramienta de tu frente, para que puedas enseñar a los hombres a trabajar. Tu tarea no es fácil, pues tendrás la sensación de que todos los trabajos de los hombres descansan sobre tus hombros: pero a cambio del yugo de tus cargas, pongo en tus manos la responsabilidad del hombre. Y Capricornio retrocedió para volver a ocupar su lugar.

 A ti, Acuario, te entrego el concepto del futuro, para que el hombre pueda ver otras posibilidades. Tendrás que sufrir el dolor de la soledad, pues no te permito que personalices mi amor. Pero a cambio de abrir los ojos de los hombres a nuevas posibilidades, te entrego el don de la libertad, para que con ella puedas seguir sirviendo a la humanidad cada vez que ésta lo necesite así. Y Acuario retrocedió para volver a ocupar su lugar.

A ti, Piscis, te encargo la tarea más difícil de todas. Te pido que recojas todas las penas de los hombres y me las devuelvas a mí. Tus lágrimas serán, en último término, mis propias lágrimas. La pena que absorberás será el efecto de la mala interpretación que pueda hacer el hombre de mi idea, pero tu le ofrecerás la compasión suficiente como para que él vuelva a intentarlo. A cambio de ésta, la tarea más difícil de todas, te concedo también el mayor don de todos. Serás el único de entre mis doce hijos en comprenderme. Pero este don de la comprensión sólo es para ti, Piscis, porque cuando intentes comunicarlos al hombre, éste no te escuchará. Y Piscis retrocedió para volver a ocupar su lugar.

 

Después Dios dijo:

Cada uno de vosotros participáis de una parte de mi idea. No debéis confundir esa parte con la totalidad de mi idea, ni tampoco debéis desear intercambiar partes entre vosotros. Porque cada uno de vosotros es perfecto, pero eso es algo que no sabréis hasta que los doce seáis uno solo. Porque sólo entonces se os revelará la totalidad de mi idea a cada uno de vosotros.

Y los hijos se marcharon, cada uno decidido a hacer su trabajo lo mejor posible para poder tomar así su don. Pero ninguno de ellos comprendió por completo ni la tarea a realizar ni el don a recibir.

Y cuando, extrañados, regresaron, Dios dijo:

Cada uno de vosotros creéis que los dones de los demás son mejores. En consecuencia, os permitiré cambiar.

Y por el momento cada hijo se regocijó al considerar todas las posibilidades de su nueva misión.

Pero Dios sonrió y dijo:

Regresaréis a mi muchas veces, pidiéndome que os alivie de vuestra misión y en cada ocasión yo os garantizaré el cumplimiento de vuestro deseo. Pasaréis por incontables encarnaciones antes de completar la misión original que os he prescrito. Os concedo un tiempo incontable para hacerlo, pero sólo cuando esté hecha podréis estar conmigo.

¬Martín Schulman

Photo by Pixabay

***

.

Leyenda africana: LA CANCIÓN DE TU ALMA | Tolba Phanem

 

 

Blog 0206 Leyenda africana La Canción de Tu Alma Tolba Phanem

Himba es el nombre de una etnia de nativos de la región árida de Kunene, en el norte de Namibia, Africa. Los himba es la única tribu nativa que aún conserva el original Sigue leyendo

INVICTUS | William Ernest Henley

Blog 0190 Invictus William Ernest Henley

En la noche que me envuelve,

negra, como un pozo insondable,

doy gracias al Dios que fuere

por mi Alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias

no he gemido, ni llorado.

Bajo los golpes del destino

mi cabeza ensangrentada jamás se ha postrado.

Más allá de este lugar de ira y llantos

acecha la oscuridad con su horror.

Y sin embargo la amenaza de los años me halla,

y me hallará sin temor.

Ya no importa cuan estrecho haya sido el camino

ni cuantos castigos lleve a mi espalda:

Soy el Amo de Mi Destino,

Soy el Capitán de Mi Alma.

¬William Ernest Henley

 

 

♦♦♦

 

 

Tres Pasiones | Bertrand Russell

Tres pasiones, simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad.

Estas tres pasiones, como grandes vendavales, me han llevado de acá para allá, por una ruta cambiante, sobre un profundo océano de angustia, hasta el borde mismo de la desesperación.

He buscado el amor, primero, porque conduce al éxtasis, un éxtasis tan grande, que a menudo hubiera sacrificado el resto de mi existencia por unas horas de este gozo. Lo he buscado, en segundo lugar, porque alivia la soledad, esa terrible soledad en que una conciencia trémula se asoma al borde del mundo para otear el frío e insondable abismo sin vida. Lo he buscado, finalmente, porque en la unión del amor he visto, en una miniatura mística, la visión anticipada del cielo que han imaginado santos y poetas. Esto era lo que buscaba, y, aunque pudiera parecer demasiado bueno para esta vida humana, esto es lo que —al fin— he hallado.

Con igual pasión he buscado el conocimiento. He deseado entender el corazón de los hombres. He deseado saber por qué brillan las estrellas. Y he tratado de aprehender el poder pitagórico en virtud del cual el número domina al flujo. Algo de esto he logrado, aunque no mucho.

El amor y el conocimiento, en la medida en que ambos eran posibles, me transportaban hacia el cielo.

Pero siempre la piedad me hacía volver a la tierra. Resuena en mi corazón el eco de gritos de dolor. Niños hambrientos, víctimas torturadas por opresores, ancianos desvalidos, carga odiosa para sus hijos, y todo un mundo de soledad, pobreza y dolor convierten en una burla lo que debería ser la existencia humana. Deseo ardientemente aliviar el mal, pero no puedo, y yo también sufro.

Ésta ha sido mi vida. La he hallado digna de vivirse, y con gusto volvería a vivirla si se me ofreciese la oportunidad.

¬Bertrand Russell

Libro: Autobiografía

***

.

¡RESPIRA, ESTÁS VIVO!  |  Thich Nhat Hanh

Blog 0158 Respira Estas Vivo Pic Elyssa Zornes

 

Hay muchas técnicas de respiración que pueden ayudarte a vivir más intensamente y más contento.

El primer ejercicio es muy sencillo.

 

Mientras inhalas dices:

“Al inhalar, sé que estoy inhalando”.

Luego exhalas y te dices:

“Al exhalar, sé que estoy exhalando”.

Nada más.

 

Reconoces que la inhalación es una inhalación y que la exhalación es una exhalación.

Ni siquiera tienes que repetir toda la frase; basta con decir: “inhalando” y “exhalando”.

Esta técnica te puede ayudar a concentrarte en la respiración.

A medida que practicas, tu respiración se va calmando y se dulcifica, lo mismo pasa con tu mente y tu cuerpo. No es un ejercicio difícil. Basta un par de minutos para que empieces a sentir los efectos de la meditación.

La inhalación y la exhalación son muy importantes, y muy agradables también. La respiración conecta el cuerpo y la mente. A veces, la mente está distraída en cualquier cosa, mientras el cuerpo hace otra; nuestra mente y muestro cuerpo no están en armonía.

Al concentrarnos en la respiración, en la inhalación y la exhalación, reconectamos el cuerpo con la mente y recuperamos la plenitud. La respiración consciente es un puente importante.

Para mí, la respiración es una alegría de la que no puedo prescindir. Todos los días practico la respiración consciente en mi pequeña sala de meditación en la que tengo pegada esta frase caligrafiada:

“¡Respira, estás vivo!”

Basta con respirar y sonreír para hacernos muy felices, porque cuando respiramos conscientemente recuperamos la plenitud y nos conectamos totalmente con la vida en el momento presente.

<<<>>>

¬ Thich Nhat Hanh

Libro: La paz está en cada paso

 

** Photo by Elyssa Zornes  / Unsplash

 

 

.