SOBRE LA PACIENCIA | Wayne W. Dyer

Ser infinitamente paciente significa saber, sin lugar a dudas, que te encuentras en armonía vibratoria con la Fuerza Omnicreadora que dispuso que llegaras aquí.

En realidad, colaboras en la Creación de tu vida. Sabes que aparecerán las personas idóneas según un programa de Orden Divino.

Intentar acelerar ese programa con tu propia agenda es como arrancar un brote de tulipán por haberte empeñado en que necesitas la flor inmediatamente,

«La Creación desvela sus secretos poco a poco,

no según tus planes»

El resultado inmediato que obtendrás con una paciencia infinita será una profunda sensación de paz. Sentirás el amor del proceso de la creación, dejarás de exigir y empezarás a estar ojo avizor para encontrar lo necesario. […]

«Tengo una fe absoluta en este proceso,

y me mantengo en armonía con mi Fuente»

El resultado inmediato de la paciencia infinita consiste en la paz interior derivada de saber que tengo un «jefe» que me enviará a alguien o me dejará en paz para que resuelva las cosas por mí mismo.

Esto se llama fe práctica, y te ruego que confíes en ella, que seas infinitamente paciente con ella y que mantengas una actitud de reverencia, respeto y agradecimiento absolutos cada vez que aparezca misteriosamente la persona idónea en tu espacio vital inmediato.

¬Wayne W. Dyer

Libro: El Poder de la Intención – Fragmento

Photo by Sushobhan Badhai /Unsplash

***

.

¿QUÉ DEBO HACER PARA CAMBIAR?  |  Wayne W. Dyer

se1307-190115 que hacer para cambiar wayne w dyer phalexiby

No se pueden superar la debilidad o las limitaciones pensando.

No llegarás al lugar de armonía interior necesario para crear realidad mágica esforzándote por superar tus viejas conductas negativas.

 

Lo que sí puedes aprender es a dejar atrás esa etapa de tu vida

y cruzar la puerta que lleva a un nuevo modo de ser.

Este proceso que consiste en dejar atrás las viejas costumbres. Empieza en tu dimensión invisible, es decir en tu pensamiento. Te ves a ti mismo liberándote realmente de los obstáculos que te habías puesto en la vida, te imaginas a ti mismo sin necesidad ya de apoyarte en esos esquemas negativos. Entonces está completa la parte que corresponde al pensamiento.

 

Avanzas ahora hacia un nuevo tú.

 

Dejas atrás la creencia de que no puedes cambiar o de que no puedes crear el milagro que deseas para ti, y dejarás atrás la actividad física que apoyaba esa creencia. Imagínatela atrás, mírala y sabrás que ya no vives de ese modo.

Yo también puedo verme a mí mismo, en un momento lejano, con esas viejas conductas. Y sonrío para mis adentros, sabiendo que he dejado atrás esa parte de mí ser. Todo empezó con un pensamiento al que siguió una acción basada en ese nuevo pensamiento, y esto es para mí un milagro que vivo ahora día tras día. No lo conseguí intentando constantemente eliminar el problema pensando ni tampoco burlándolo poco a poco, sino dejándolo atrás.

En definitiva hay que dejar atrás lo que es autodestructivo o que constituye un obstáculo para el crecimiento.

Toda persona que haya superado alguna dificultad o efectuado algún cambio positivo en su vida, al enfrentarse a lo que ha sido su vida ha tenido que dejar atrás el viejo hábito por propia voluntad. En cuanto sepas que esto es una verdad, verás qué pronto estás creando realidad mágica en tu vida.

Así es como se efectúan todos los cambios milagrosos, cuando se llega a la pregunta:

«¿Qué debo hacer para cambiar?»

o bien:

«¿Qué debo hacer para crear el milagro que deseo en mi vida?».

 

¬Wayne W. Dyer

* Libro: Tus Zonas Mágicas
Photo By Alex Iby /Unsplash

 

◊◊◊